Tot School

Mesa sensorial DIY

Hacia tiempo había comenzado a buscar una mesa sensoria para trabajar diversas actividades con mi niña y es que últimamente han surgido una gran variedad de marcas de mesas sensoriales y muchas me habían parecido atractivas. Durante mi búsqueda me topé con la posibilidad de hacer mi propia mesa usando tubos de PVC y quedé fascinada con la idea, lo que más me gustaba es que al hacerla yo, podía ser del tamaño perfecto para mi nena.

Así se ve como mesa sensorial
Quitando las tapas se puede colocar el arco y convertirla en mesa de agua

Después vi las mesas de agua, prácticamente eran lo mismo que las mesas sensoriales pero agregaban un arco para que los niños vaciaran el agua usando embudos y pensé en hacer una mesa convertible. Poniendo el espacio para el arco (un par de conectores en forma de T a la mitad del ancho de la mesa), cuando quisiera usarlo sólo como mesa sensorial entonces quitamos el arco y ponemos unos tapones de PVC, cada tapa lleva una mini unión (es decir un pedazo de PVC de 4 a 6cm, que sirve para unir pero queda escondido entre los conectores).

Así se ven las tapas
Mesa de agua

Lo primero que hice fue buscar un par de cajas de plástico de un buen tamaño, encontré en Walmart una caja multiusos con capacidad de 13 litros en un precio accesible, si tocas la imagen o la descripción accedes al enlace de compra:

Cada caja mide 40 x 34 cm con una altura de 14 cm, estas medidas me sirvieron de base para diseñar mi mesa. Si logras conseguir estas mismas cajas o unas de un tamaño semejante y tu niño mide entre 80 a 90 cm el siguiente diseño te será muy útil, de no ser así necesitarás hacer algunas variaciones de medidas.

Yo ya tenía el tubo de PVC de 1″ de diámetro y sólo conseguí algunos de los conectores para 1″.

Las mini uniones van en donde los conectores quedan uno junto a otro, esto es entre los codos de las 4 esquinas y el conector en forma de T que esta justo aún lado y también en la unión que va de la segunda T en las patas hacia la T del soporte de las cajas . Estas mini uniones no se ven, pero son muy importantes.

Las mini uniones
Otra vista de la mesa

Un tip que puedo darte para que sea más sencillo unir todas las piezas una vez las tengas cortadas, es que rebajes con una lija los extremos de los tubos de PVC, de esta manera las piezas embonarán mejor.

Armar la mesa no tiene mucha ciencia, se cortan las piezas a la medida necesaria y se unen siguiendo el diseño. Una vez que tenemos la mesa armada podemos pintarla, yo utilicé una pintura en aerosol especial para pintar plásticos.

He visto algunas mesas para hermanos en las que en la misma mesa colocan cuatro o más cajas (otra ventaja de hacerla a medida). A mi me gusta que es muy liviana y no me preocupa que se daña el material (como podría pasar con la madera), así que muchas veces jugamos al exterior y otras vez dentro de casa. También he pensado que con un par de adaptaciones la misma mesa puede convertirse en una mesa de luz (quizá en unos meses les muestre esa alternativa).

Espero la información les resulte útil y fácil de entender, ojalá pronto me muestren sus resultados.

BLW

¿Qué cosas necesitamos para iniciar la alimentación complementaria?

Anteriormente ya había compartido cómo nos fue con nuestro primer bimestre de alimentación complementaria (lo pueden leer aquí), en aquella ocasión les mostré con calendarios y ejemplos de platos cómo iniciamos nosotros. Después de año y medio de experiencia me gustaría hablar de qué materiales considero útiles para iniciar esta bella etapa con nuestro bebé. Los enlaces de Amazon pertenecen al programa de afiliados, eso quiere decir que si compras alguno de estos productos por medio de este enlace a ti no te costará nada extra y a mi dan una pequeña comisión.

Antes de comenzar a listar cosas materiales me parece de igual importancia recordarles que la información es poder, ya sea que te decidas por iniciar la alimentación complementaria con papillas o Blw (aliemtación guiada por el bebé, donde se le ofrecen alimentos en trozos en lugar de las tradicionales papillas), lee y vuelve a leer. Te recomiendo los siguientes artículos de fuentes actualizadas sobre alimentación infantil:

De igual manera es importante que todos los adultos responsables del niño tomen un curso de primeros auxilios. Muchos lo ven como una obligación sólo para padres que iniciaran con BLW, personalmente lo veo como un deber de todo padre sin importar el método de alimentación que elijamos, todos los niños tienen riesgo de asfixia o algún otro accidente para el que debemos estar preparados. Busca un curso de primeros auxilios pediátricos, no hay escusas.

Después de mi pequeña introducción, ahora sí, quiero en listar los productos que considero pueden ser de gran apoyo, no me limitaré a productos para bebés, pensando en que quizá el que tu hijo comience a comer puede ser una oportunidad de introducir diferentes utensilios y variedad a tu cocina. Busca opciones que sirvan más allá de estos meses de primeros alimentos y es que aunque los robots de comida de bebé son útiles, terminan siendo un trasto más, mejor busca algo más duradero y que sirva para la sana alimentación de toda la familia.

1. Vaporera

Ya sea que inicien con papillas o trozos, los alimentos deben quedar blandos (en el caso del BLW buscamos que cuando los aplastes entre tus dedos se desbaraten, es decir, fundibles). Para lograr esta consistencia sin perder los nutrientes lo ideal es cocinar los vegetales al vapor. Existen varios tipos de vaporeras, no tiene que ser una muy cara.

2. Silla alta

La silla alta (trona, periquera, etc.) debe cumplir con una serie de características para que permita al niño concentrarse de manera adecuada para comer:

Es decir, el niño debe estar cómodo y visualizar perfectamente qué comerá. Nosotros comenzamos la alimentación complementaria con una silla que nos habían regalado que por más que le buscábamos no lográbamos se sentará correctamente, cuando hicimos el cambio a una silla evolutiva (Tripp Trapp-Stokke) vimos la diferencia, ella parecía tener mayor control de su propia alimentación. Las sillas evolutivas permiten que el niño mantenga la postura correcta mientras crece. Es cierto, la silla Tripp Trapp de Stokke es muy buena pero es muy cara y no es la única buena opción.

3. Vajilla infantil

En un principio puedes dar los alimentos directo en la bandeja de la silla o bien con una cuchara, pero tarde o temprano será momento de hacer uso de platos. Los que se pegan a la mesa son de gran ayuda para que los niños no los lancen por los aires. En cuanto a cubiertos, en un principio no los usarán mucho, aunque existen cucharas pre-feeding, realmente no son necesarias, busca cubiertos pequeños como los de las siguientes opciones.

4. Procesador de alimentos o una licuadora muy potente

Aun sin hacer papillas, mi mayor aliado en esta etapa de alimentación complementaria fue el procesador de alimentos. Yo lo compré antes de ser mamá en Walmart y fue casi por probar (me costó menos de $500), ahora no podría vivir sin él, he pensado en cambiarlo por uno más potente en su debido momento. En el procesador hago crema de cualquier nuez (que es la forma correcta de ofrecer a menor de 3 años), mezclo los ingredientes para hacer tortitas, hago hummus, entre otras cosas.

5. Vaso

A partir de que el niño comienza la alimentación complementaria, debe tomar agua. Lo ideal es que le ofrezcas siempre agua en un vaso y no en el biberón, de esta manera será más sencillo retirar el biberón (si es que lo utiliza) cuando llegue el momento. Existen una gran variedad de vasos, una buena opción son los vasos 360° ya que asemejan a un vaso regular pero evitan derrames.

Recomiendo también los vasos con popote (pajilla, pitillo), porque fortalece los músculos orofaciales utilizados en la pronunciación, deglución, succión, entre otros. El vaso de osito esta diseñado para que los niños entiendan de que manera tiene que ser la succión para que el agua suba, es de gran ayuda para que aprendan a utilizar el popote. La marca original es Talk Tools y aunque en México si lo encontramos original, usualmente es con un precio elevado.

Vaso osos

6. Baberos

Nosotros al principio no utilizamos baberos (es un distractor más que preferí evitar), yo la dejaba comiendo en pañal y sobrevivimos. Para comer fuera llegamos a utilizar baberos suaves de tela. Mi recomendación sería que evites los baberos rígidos (ya sabes, esos que sirven para ir recogiendo comida) porque pueden llegar a ser incómodos para el bebé.

Opta por baberos de tela o plástico suave. Otra opción además de dejarlos comer desnudos, es utilizar una playera vieja de mamá o de un hermanito mayor. Nosotros claro que si tenemos baberos y los que más nos han gustado son los de la marca Bumkins (los de manga larga son una maravilla).

Bumkins Nintendo

Realmente podemos empezar la alimentación complementaria de nuestros bebés sin tener estos productos. Con sólo el bebé sentado en brazos y una banana podrías iniciar, pero sin duda productos como los que hoy te muestro, están hechos para hacernos la vida más fácil. Creo que podría escribir más materiales que los que incluí en esta lista, pero lo dejaremos para otra entrada. Ustedes qué opinan, ¿Qué productos de alimentación infantil consideras un básico?

Ser mamá

¿Cómo celebrar un cumpleaños encerrados en casa?

A pesar del distanciamiento social provocado por el Covid-19 la vida sigue, los niños siguen creciendo e inevitablemente llegan los cumpleaños, pero ¿se puede celebrar en este panorama? ¿Qué sentido tiene una fiesta sin poder salir? Ni se acordará, ¿qué pasa si este año no tenemos cumpleaños?, todas esas y otras preguntas rondaban mi cabeza cuando veía acercarse el final del mes de mayo y el segundo cumpleaños de mi niña.

Llegue a concluir que aunque es verdad que no se quedan en nuestra memoria los primeros años; los cimientos de la vida futura están justo en esta etapa. Todas las experiencias tanto positivas como negativas contribuyen en la formación de la persona y ¿ a poco no hay experiencia más bella que los cumpleaños?

También hay que tomar en cuenta que convertirse en el protagonista del día de su cumpleaños, refuerza el autoestima y el amor propio del niño. Aunque sea una celebración muy pequeña e intima, no dejes pasar la fecha en blanco.

Con base en lo vivido quiero compartir algunas ideas para celebrar cumpleaños aún del distanciamiento social:

  • Planea una fiesta virtual: Las videollamadas se han convertido en parte de nuestra cotidianidad y podemos sacarles provecho en los cumpleaños. Cita a tus amigos y familiares a una hora determinada en alguna plataforma de juntas (no te olvides de enviar una invitación digital). En el cumple de la princesa invitamos a nuestros familiares cercanos a cantarle las mañanitas, escuchar el saludo personalizado de Mickey Mouse de Disney Cumpleaños Mágico y después nos acompañaron a soplar la velita del pastel. Si vas a compartir un vídeo en tu reunión de zoom tienes que asegurarte que cuando compartas la pantalla selecciones la opción compartir audio de la computadora, de lo contrario el audio del vídeo que compartas se escuchará cortado.
  • Hazlo sentir el protagonista del día No hace falta mucho esfuerzo por convertir al niño en el protagonista del día, empieza una noche antes platicando sobre el cumpleaños, recordando cumpleaños anteriores u otras celebraciones (como mi niña cumplió dos años, nosotros hablamos sobre el día del niño y navidad) , ponerle una corona, capa, banda de celebración o incluso un traje especial, les ayudan a sentirse especiales.
La princesa utilizó una corona de fieltro con inspiración Waldorf y un vestido como el de su princesa favorita.
  • Regalos a domicilio habla con tus familiares y amigos para que manden regalos a domicilio, actualmente hay muchos servicios de entrega de compras a domicilio como amazon que incluso pueden omitir el precio si seleccionas que se trata de un regalo.
  • Desfile de carros Una actividad que se ha puesto de moda por las circunstancias es el desfile de carros. Los invitados recorren un circuito en su carro (si quieren decorado) y pasan pitando y haciendo relajo frente a la casa del festejado quien los espera con algun regalito o la comida que hubiera ofrecido en la fiesta
  • Planea juegos y actividades Una fiesta en casa sin invitados, podría ser un poco diferente a las que normalmente tu hijo esta acostumbrado, trata de buscar alternativas divertidas para pasar un día diferente aún sin otros niños. Busca juegos y actividades especiales para jugar ese día, nosotros hicimos un juego simple de tragabolas, un «ponle la nariz a Olaf» y además una guerrilla de huevos con confeti.
  • Consume local Es un momento complicado para los emprendedores por eso en medida de que sea posible busca comprar adornos, regalos, pasteles, etc. con comerciantes locales. Nosotros compramos arreglo de globos, piñata y algunas otras cosas como confeti y pintura para telas en comercios de nuestra propia colonia que tenían la opción de envío a domicilio.
Un arreglo muy simple pero muy especial
Al final sin otros niños y sin estar acostumbrada a los dulces no rompió la piñata y aún sigue jugando con ella

Estas son algunas ideas de lo que ha nosotros nos funcionó con una niña de 2 años,

Tot School

Una semana llena de bichos

En estos días en casa hemos aprovechado espacios que teníamos un poco olvidados, como el jardín o la terraza. Como consecuencia natural de la primavera los bichos están por todos lados, principalmente en el jardín y la princesa ha despertado su interés por ellos. No pude perder la oportunidad de usarlos como escusa para nuestras nuestras actividades de Tot School:

La planeación que seguimos fue la siguiente:

Los insectos de plástico que utilizamos en algunas de las actividades, los tenía desde hace mucho entre mi material didáctico como maestra, en Amazon encontré estos muy parecidos: insectos de plástico en un buen precio.

La actividad de rescatar insectos de la canasta con «telarañas» promueve la coordinación motriz fina. En un principio la princesa presento resistencia para meter la mano en la canasta, después de ver a mamá hacer la actividad se animó a probar y termino por repetirla varias veces.

Marcar las huellas de los insectos fue una actividad que nos gustó mucho. Hicimos masita casera con la receta que compartí hace un par de años aquí: masita casera (me encanta esta receta porque realmente quedan como masitas comerciales).

Como actividad es realmente divertida y para mí fue incluso relajante.

Miren que bien se marcan los detalles de las alas

Las catarinas se hicieron en dos pasos, primero fue sólo pintar dos platos de rojo, después yo pegué las marcas negras en uno de lo platos y ella buscó seguir el modelo. Sinceramente no esperaba un resultado tan preciso. Seguir modelos favorece la observación, percepción y es base del pensamiento lógico matemático.

Idealmente debimos utilizar un matamoscas para hacer la actividad de seleccionar insectos por color, pero como no teníamos uno terminamos por utilizar una espátula de cocina. Comenzamos la actividad recordando los colores básicos mientras pegaba los dibujos a la pared: este es rojo, este es azul y este es amarillo. Después simplemente le pedí tocara la con la espátula un insecto a la vez haciendo preguntas como la siguiente: ¿cuál es el escarabajo rojo?

Sin duda la actividad que más disfrutó mi niña fue la de la canción de las abejas, porque terminaba en un divertido juego de persecución.

Esta semana de actividades fue pensada en niños de año y medio a los dos años, pero podría perfectamente trabajarse con niños un poco mayores incluso con pequeñines de edad preescolar.

educación

Actividades de Pascua para Toddler

La semana anterior celebramos la pascua y aun cuando seguimos confinados en casa, buscamos algunas actividades principalmente sensoriales para vivir experiencias usando como pretexto la fecha.

Estas actividades son ideales para niños de 18-24 meses pero supongo que con sus adaptaciones, niños menores (desde 6 meses) o mayores (alrededor de cuatro años) podrían también sacarle provecho. Aun cuando ya ha pasado la pascua, me decidí por compartir lo que nosotras hemos hecho por que sé que en el panorama actual nos vienen muy bien algunas ideas extras para entretener a los niños.

1. Pasar huevos de plástico de un recipiente con agua a otro

Yo he ido coleccionando huevos de plástico año con año, casi en cualquier supermercado puedes encontrar en las fechas de pascua y después de la fecha generalmente tienen algún descuento. En amazon podemos encontrar este paquete de Huevos de pascua.

Esta actividad es realmente muy sencilla pero la mantuvo entretenida por 30 minutos (y si tienes niños menores de dos años sabes que eso ya es mucho decir), simplemente puse dos cajas de plástico con un poco de agua y separe huevos de dos colores, después le dí cucharas y cucharones para que con libertad jugará a transferir los huevos de una caja a otra. Después de 30 minutos de juego le puse al agua un poco de jabón de manos y ahora era pasar los huevos de una caja con espuma a otra, esto hizo que la actividad durará otros 20 minutos más.

Manejamos dos colores únicamente: azul y amarillo

2. Huevos atrapados en gelatina

Una noche antes preparé un sobre de gelatina en una de las cajas de plástico y agregue algunos huevos de plástico. Para que no todos los huevos quedarán flotando le puse un poco de gelatina aún líquida dentro de algunos huevos. Cuando la gelatina cuajo al día siguiente le permití explorar con libertad: tocó, transfirió a otro recipiente, aplastó con sus manos la gelatina y para ella la cereza del pastel fue descubrir gelatina escondida dentro de algunos huevos.

Como no le he ofrecido gelatina para comer, en esta ocasión no probó la gelatina y la vio como un material sensorial para manipular. Si la actividad se realiza con niños que han probado la gelatina seguramente algo terminarán comiendo (y es perfectamente válido).

La sensación pegajosa de la gelatina fue muy estimulante

3. Preparar galletas usando cortadores de pascua

La receta que utilizamos fue la de amaranto y moras que ya he publicado en el blog, pero cambié la harina de amaranto por avena pulverizada. Primero medí los materiales y los coloque en tazas medidoras, ella fue uno a uno integrando los ingredientes y cuando la masa quedó totalmente integrada, le ayude a extenderla con el rodillo para que ella después cortara cada una de las galletas.

4. Búsqueda de huevos de pascua

Obviamente no podía faltar la búsqueda de huevos. Como no habíamos podido salir a buscar juguetitos, utilizamos algunas cosas que ya teníamos en casa como sellitos, muñequitos y stickers. Algunos objetos ella no los había visto nunca y con otros ya había jugado, pero en el momento todo fue una novedad.

Esa semana la excusa de las actividades fue la pascua, pero bien se pueden cambiar los huevitos por muñequitos de plástico, tapas de botellas o cualquier material que tengamos en casa y los resultados serían los mismos: diversión asegurada por bastante tiempo.

BLW

Gomitas de Naranja

Constantemente estoy en la búsqueda de snacks o postres saludables para mi bebé y para toda la familia. Estas gomitas caseras son súper simples de preparar por lo que son una perfecta actividad para entretener a niños pequeños (y no tan pequeños). La princesa Lía de casi dos años ayudó a exprimir las naranjas para hacer el jugo, con niños un poco más grandes podrían hacer el resto de la receta sin ningún inconveniente.

Ingredientes

1/2 taza de jugo de naranja natural

21 g de grenetina natural (gelatina sin sabor)

Preparación

  • Hidratamos la grenetina en 1 oz de agua fría revolvemos lo más posible para después pasar la mezcla 30 segundos al microondas para que termine de integrarse.
  • Mezclamos la grenetina hidratada con el jugo de naranja.
  • Vertemos la mezcla en moldes de silicona pequeños, en amazon incluso pueden encontrar los clásicos moldes de ositos
  • Refrigeramos 30 minutos y desmoldamos.

Nuestras gomitas fueron de hello kitty

Pueden durar a temperatura ambiente (no mayor a 30° c) unas 6 horas, es decir, aguantarían perfectamente ser enviadas como lunch escolar. Para mejor conservación o en climas más cálidos tenemos que guardarlas en el refrigerador.

Puedes hacer gomitas de cualquier sabor de fruta, sustituyendo la 1/2 taza de jugo de naranja por jugo de alguna otra fruta que tengas en casa. A mi personalmente me fascinaron, aún no he ofrecido golosinas a mi hija; porque generalmente los dulces contienen una gran carga de azúcar innecesaria pero esta opción es perfecta y lo mejor de todo deliciosa.

educación

Los mejores vídeos de YouTube para que los niños tengan actividad física en casa

El distanciamiento social, es decir, quedarse en casa como medida de prevención contra el coronavirus (Covid-19). Apenas llevan un par de semanas en algunos países alrededor del mundo y para quienes tenemos niños (de todas las edades) quedarse en casa parece un reto mucho mayor: ¿de dónde sacan tanta energía? ¿cómo mantenerlos entretenidos? ¿cómo hacer actividad física cuando tenemos que quedarnos en casa? Seguramente en estos días te has hecho alguna de estas preguntas, quiero compartirte algunos tipos de videos que pueden buscar en Youtube para promover el movimiento sin necesidad de salir de casa:

  • Yoga para niños.

La relajación es parte importante de la actividad física y mental. En YouTube puedes encontrar un atractivo material de sesiones de Yoga para niños, con dibujos amistosos o de temáticas que les son familiares.

Yoga inspirado en la película de Frozen
Yoga para niños con los animales
Omm Moo es una serie de Yoga para niños que tiene mucho material en YouTube
  • Just Dance Kids

Just Dance es una saga de videojuegos de baile que tratan simplemente de seguir coreografías. Es una idea muy simple pero exitosa, tanto que existen al momento 30 juegos e incluso una línea especial para los niños llamada: Just Dance Kids; aquí las coreografías son más sencillas y se basan en canciones infantiles. Aunque los videojuegos son muy divertidos, no hace falta que tengan una consola en casa para poder sacarles provecho; en YouTube puedes encontrar los videos con todos los bailes y hay opciones para todas las edades:

Baby Shark
Waka Waka
A Pirate You Shall Be
  • Gimnasia cerebral

Además de ejercitar el cuerpo debemos también ejercitar nuestro cerebro y esta es la base de la gimnasia cerebral, la cual consiste en diferentes ejercicios enfocados en la mejora de las capacidades cerebrales. Algunos niños de edad escolar están en casa realizando tareas, pues bien, hacer ejercicios de gimnasia cerebral entre trabajo y trabajo podría ser muy beneficioso porque prepara al cerebro para la recepción de aprendizaje y les permite descansar y continuar más concentrados .

Estos ejercicios pueden ser un reto tanto para niños como para adultos
  • Canciones infantiles que soliciten movimientos

Para toddlers y niños preescolares una alternativa pueden ser algunas canciones infantiles que les soliciten mover alguna parte del cuerpo en específico. Como la canción misma ya esta marcando la coreografía, podríamos inclusive omitir el vídeo y únicamente reproducir el audio.

La cumbia del monstruo
El chile me pico
El baile del cuadrado
Aceite de Iguana
  • Zumba Kids

Zumba es una disciplina fitness que combina movimientos de aeróbicos a la par de música activa (generalmente ritmos latinos) , esta disciplina ha tenido tan buena aceptación que existe su versión infantil.

Espero estas opciones les sean de utilidad para hacer más llevadero el tiempo en casa. Basados en las 5 categorías que les presente ustedes pueden encontrar más videos (no hay que limitarse a los que aparecen en el post). Recuerden que niños y también adultos necesitamos movimiento y actividad física, así que a divertirse un poco bailando con los niños.

educación

Natación para bebés ¿vale la pena?

La princesa va a clases de natación ( se le llama matronatación porque mamá o papá entramos a la alberca con ella) desde los seis meses y ahora después de un poco más de un año asistiendo a estas clases, hemos visto algunos resultados que hoy quiero compartir con ustedes.

El objetivo de las clases de natación en menores de 3 años no es que «aprendan a nadar», más bien se busca promover la familiarización con el medio acuático y a la par se desarrollan algunas habilidades del dominio del cuerpo.

Por otro lado, practicar algún deporte en etapas tempranas de nuestra vida favorece el crecimiento; el deporte en niños esta relacionado con el desarrollo de huesos y músculos. La natación es uno de los deportes más completos y además de ser beneficioso en la parte física observable, también aporta a la salud respiratoria de sus practicantes.

Cuando comenzamos las clases de natación la princesa tenía seis meses (que es una buena edad para iniciar, porque su sistema inmunológico es un poco más maduro) y aun cuando parecía darse cuenta que estaba en un espacio diferente, realmente no hacía mucho dentro del agua y se limitaba a permitir se le manipulara dentro de la alberca o perseguir juguetes sin prestar mayor atención al ambiente o las personas que nos acompañaban.

Una de sus primeras clases

Pasaron los meses y pronto nos sorprendió dando muestras de autonomía bajo el agua. Con nuestra experiencia en estas clases hemos reafirmado que el objetivo de la matronatación no es aprender a nadar, aunque la verdad si comienza a tener interés por desplazarse dentro del agua:

Pasó de sólo estar adentro del agua a intentar moverse y desplazarse por su cuenta

Lo que hemos observado después de poco más de un año asistiendo a clases de natación para bebés es lo siguiente:

  • Les permite sentir seguridad en ambientes acuáticos.
  • Les abre el apetito, en nuestro caso sabemos que se acabará todo el snack que llevemos para después de nadar.
  • Los relaja, siempre hay una siesta después de las clases de natación y es una siesta realmente larga.
  • Hay un mayor desarrollo psicomotor.
  • Promueve la socialización, aun cuando los ejercicios son individuales, en la alberca se convive con niños de más o menos su edad.
  • Mayor desarrollo del sistema respiratorio, este punto nos ha tomado por sorpresa, cuando comenzó a ir a la alberca la sumergíamos y lograba hacer 5 brazadas bajo el agua, actualmente ella es quien se lanza al agua y logra al rededor de 12 brazadas bajo el agua.

Si estas pensando si es buena idea iniciar con clases de natación para tu bebé, mi consejo es que si tienes la posibilidad no lo dudes, es realmente un deporte muy completo y divertido.

Ser mamá

Dormir a nuestra hija temprano nos salvo a todos

Antes de convertirnos en padres, veíamos a los hijos de nuestros amigos en las fiestas y reuniones de noche. En ese momento nos dábamos cuenta como algunos niños morían de sueño antes de las nueve de la noche y otros niños que podían aguantar hasta la madrugada sin dormirse y nosotros quedábamos impresionados. Y así cuando la princesa nació preferimos que fuera una niña que durmiera tarde (porque imaginábamos que así seguiríamos con nuestra vida «de antes», ya saben, «seguir saliendo de noche»).

Durante los primeros 10 meses de vida dejamos que ella durmiera casi a la misma hora que nosotros, en ocasiones más allá de media noche. Por una parte, el no tener una rutina y un horario para acostarse parecía ser muy cómodo, es decir, podíamos salir a cenar después del trabajo o hacer las compras sin preocuparnos por la hora.

De los 6 a los 10 meses nuestra niña dejó de crecer y se quedo estancada en 65 cm por varios meses en un periodo que se supone los niños tienen un ritmo acelerado de crecimiento.

Entre las recomendaciones que nos hizo la especialista que lleva su caso (la Dra. Mafer) fue comenzar a dormirla temprano (alrededor de las 8:00 pm) pero, ¿qué tiene que ver el horario en el que duerme con su crecimiento? Se ha observado que la hormona de crecimiento tiene sus picos de actividad después del anochecer y por ello es importante que el anochecer encuentre a los niños dormidos para que esta hormona pueda trabajar de la forma más eficiente, también existen estudios como el de la Universidad de Helsinki que hablan de una estrecha relación entre la calidad del sueño y el desarrollo neurológico y endocrino.

Inmediatamente después de salir de nuestra primer consulta comenzamos con las recomendaciones. La forma que encontramos para instaurar una hora de dormir fue apoyarnos con una rutina de sueño, la cual comenzaba cenando siempre a las 6:30 pm (antes me hubiera parecido una locura cenar tan temprano), de ahí sigue un baño con agua tibia, vestirse con su pijama y pañal de noche, leemos un cuento (ella acostada en su puff de dinosaurio) y un poco de leche de mami para dormir.

Siendo sinceros no pensábamos que fuéramos a tener resultados tan pronto, a los días ella comenzó a pedirnos su rutina y a sentir sueño a la hora que le tocaría dormir.

Acostarla temprano fue una ayuda enorme para nuestra salud mental. Ni siquiera nos habíamos percatado de lo cansados que estábamos de nuestra rutina anterior; que ella durmiera más temprano nos permitió volver a ver series por la noche, pedir cena a domicilio o simplemente tener un tiempo para nosotros solos.

Después de un par de meses comenzamos a recuperar poco a poco la talla y a sentirnos más cómodos con la nueva rutina instaurada. Cuando miro en retrospectiva, no se cómo sobrevivimos aquellos primeros meses, definitivamente los bebés necesitan dormir temprano y respetar sus horas de sueño fue nuestro aprendizaje de padres primerizos.

Ser mamá

¿Por qué no he llevado a mi bebé al cine?

Antes de que la princesa llegará a nuestras vidas el papá geek y yo eramos realmente amantes del cine. Nuestra idea de cita ideal era hacer una hora de fila para un estreno de media noche (sí, aun con lugares numerados) para disfrutar de las películas antes que nadie, cenar hot dogs y nachos parecía un sueño, pero todo esto cambio a la par de que nos aventuramos en la paternidad.

Nuestra última película en el cine antes de ser padres fue «Solo: A star War story» , tenía ya 40 semanas de embarazo y les tengo que confesar que dormí más de la mitad de la película, cinco días después nació nuestra niña y con ella nuestras salidas al cine terminaron. Cuando comento con otros padres que aún no la hemos llevado al cine en algunos casos comentan: «¿pero lo han intentado? es que algunos niños ni lloran y te dejan ver toda la pelicula» «mi niña fue a los tres meses y estuvo muy tranquilita, se durmió todo el tiempo».

Pero la verdad es que mi niña no ha ido al cine porque tenga miedo a que llore y moleste a los otros espectadores, claro que los demás son importantes, pero lo hago por ella.

Son un par de puntos, los que nos han hecho tomar la decisión de esperar un poco antes de compartir la experiencia con ella:

Los niños menores de dos años no deben ser expuestos a pantallas

La Academia Americana de Pediatría (AAP) lo deja muy claro: Los menores de dos años no deben estar expuestos a pantallas (televisión, tablets, celulares y obviamente salas de cine), los menores de 18 meses ni siquiera prestan atención al programa en si, por capacidades cognitivas no son capaces de seguir la secuencia y los diálogos del programa. Además de que la exposición prolongada a estos aparatos tiene repercusiones en su desarrollo cognitivo, como en la atención y la creatividad.

Nuestra intención de crianza era cero pantallas y durante los primeros meses fuimos muy estrictos con eso, de tal modo que ni siquiera veíamos nuestras series de superheroes si ella se encontraba despierta, poco a poco le hemos permitido un poco interactuar con un que otro programa para niños previamente seleccionado por nosotros. Cuando cumplió sus 18 meses ella mostró por si sola el interés y aunque preferimos pase su tiempo en actividades creativas y de exterior, le hemos permitido ver un episodio al día de alguna caricatura.

Un episodio de la mayoría de las caricaturas dura 25 minutos a lo mucho, una película dura generalmente 1 hora y medio o más, eso es mucho más de lo recomendado incluso para niños de entre 2 y 5 años.

El sonido sobrepasa los decibeles permitidos en niños pequeños

El sonido tiene como unidad de medida los decibeles (Db) y un bebé no debe exponerse a sonidos mayores a 80 Db y el sonido de una película puede llegar a los 120 Db, exponer a un bebé o niño pequeño a ruidos fuertes durante periodos prolongados trae repercusiones tanto físicas (dañando directamente los tímpanos) como psicológicas (estrés, irritabilidad, etc.) la recomendación es no llevar a menores de tres años al cine y con ello evitar exponerlos a sonidos fuertes.

19 meses después de convertirnos en padres fuimos a ver una película en el cine, este rencuentro con las salas de cine me hizo confirmar nuestra decisión de esperar hasta después de los tres años; sin ser una sala especial el ruido era tan fuerte que sentía vibrar mi asiento. ¿Extrañamos el cine? claro que sí, quizá ya no sintamos que esta muy pequeña para quedarse con alguien mientras salimos y eventualmente salgamos como antes, pero aunque me muero por ir con ella a los estrenos de Disney se que podemos esperar un poco más.