pañales de tela, Ser mamá

Pañalando con un recién nacido: ¿Cómo iniciamos con los pañales de tela?

Hace como ocho años fui una expo de ecología y productos sustentables en la CDMX, ahí fue donde compre mis primeras toallas femeninas de tela y también donde conocí los pañales de tela modernos. Simplemente fue amor a primera vista, desde ese día tome la decisión que si algún día tenía hijos utilizaría con ellos pañales de tela.

Antes siquiera de saber que la princesa venía en camino hice mi primer pañal de tela, súper pequeño porque era una talla recién nacido. Al enterarnos del embarazo, lo primero que compré para la bebé fue un pañal de Capitán América y así poco a poco fuimos armando un stash de casi 30 pañales durante el embarazo, todos eran unitalla excepto aquel primero que yo había hecho.

Ya había tomado la decisión de usar pañales de tela y todos eran tan lindos que me moría por ver a mi niña utilizándolos. Estaba indecisa si comprar o no pañales de recién nacido, pero después de ver que en los últimos ultrasonidos se proyectaba como una bebé de peso normal (arriba de los 3 kilos) tomé la decisión de utilizar únicamente los pañales unitalla.

Durante los primeros 10 días utilizamos pañales desechables, porque tenía que esperar a que retiraran los puntos de mi cesárea para moverme con libertad por mi casa. Además las primeras popós (el meconio) son difíciles de limpiar de la tela.  El primer pañal que utilizamos fue el hecho por mí y sin duda no tuvimos problemas con el ajuste. Después me animé a utilizar unos de la marca bumkins (porque vienen muy reducidos) y aun así con un ajuste especial para recién nacido. Después de ver que no era tan complicado hicimos el paso total a la tela.

Este es el ajuste especial para recién nacido:

Este ajuste lo utilizó únicamente por 5 días porque a los 15 días ya comenzó a utilizar la talla chica.  Lavarlos es muy fácil: se utiliza jabón biodegradable (por mantener la coherencia con el cuidado ambiental) debemos evitar jabones en barra y suavizantes. Cada mamá arma su rutina de lavado y esta responde a varios factores como: el tipo de jabón que utilizas, la cantidad de pañales que tienes, la vida diaria de la familia, etc. Mi rutina de lavado es la siguiente:

Después del cambio de pañal y cuando tengo una oportunidad, en el cuarto de lavado separo el inserto de la cubierta, Si hay popó, con ayuda de una manguera la retiro y quito con un poco de agua el exceso de pipi de los insertos luego cuelgo todo para que se seque. Las cubiertas ese mismo día están secas y las junto para el día de lavado. Al día siguiente la rutina es la misma. Al tercer día por la mañana meto todo a lavar en la lavadora, mi lavadora tiene la opción de remojo y la utilizo como el primer ciclo, sin nada de jabón. Después sigue otro ciclo de lavado pero ahora si con jabón. Para secar, cuelgo las cubiertas y meto los insertos en la secadora, lo ideal sería colgar al sol pero mi área de lavado es techada y tardarían dos días (o más)  en secarse todos los insertos.

La verdad es más fácil de lo que parece y estoy realmente enamorada de ver a mi bebé con sus pompis de tela,  tanto que estoy intentando convencer a mi hermana para que utilice pañales de tela con mi sobrino que viene en camino (deséenme suerte).

Como mi mamá vino a visitarnos los primeros días, le hice una infografía de las principales cosas que se necesitan para cuidar los pañales, ya saben, por si le daban ganas de ayudar y los quería lavar igual que los pañales de tela que utilizó conmigo en el pasado. Les dejo la infografía para que la impriman y pongan en su área de lavado, las cantidades de jabón dependen de las instrucciones del fabricante. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *