educación, Ser mamá

Ya no digan 911

A partir del este año 2017 el número de emergencias de México es el número global 9-1-1, el mismo que USA. Mucho antes de siquiera pensar en compartir el número de emergencias con nuestros vecinos del norte, ya lo teníamos grabado en lo más profundo de nuestro cerebro. Seamos sinceros muchos tenían más en mente este número que el 066 (la industria del cine americano hizo un buen trabajo).

 El problema que quiero exponer en este post es consecuencia justamente de lo que nos han enseñado por tantos años las películas y caricaturas gringas o al menos lo que el doblaje latino nos adiestrado: decir 911 (novecientos once) y no 9-1-1 (nueve uno uno). ¿Cuál es el problema? dirán,  ¿qué no es exactamente lo mismo?

Si, para los adultos y nuestro pensamiento abstracto, claro que es lo mismo. Pero no lo es para un niño pequeño, el dominio de números con más de un dígitos es una tarea compleja para los preescolares e incluso niños de primaria menor.

Para ellos 911, 191, 199, 991 podrían ser lo mismo, es por eso que los invito a borrar de nuestra mente el número novecientos once como el número de emergencias, digamos nueve uno uno. Deberíamos buscar un cambio también en como se menciona en el doblaje latino, me refiero de manera global no solamente en caricaturas y series para niños, pero mientras eso ocurre comencemos nosotros por hacer un cambio de lenguaje, grábatelo es 9-1-1.

Te invito a buscar en Google «niño salva vida 911»,  existen casos de niños de  4 a 6 años que han salvado la vida de un familiar por saber marcar un número de emergencias. Después de los sismos me ha parecido prudente hablar sobre esto. Enseñemos a nuestros niños como actuar frente a cualquier emergencias.

educación, Ser mamá

5 cosas que debe saber tu hijo antes de ir a la escuela

Estamos en el periodo de regreso a clase, lo que significa que para muchos chiquitines será su primera experiencia escolar.

Lo sé, estás muy nerviosa pensando si tu pequeñito está o no listo para la escolarización, para tranquilizarte un poco en el post de hoy te quiero compartir mi experiencia como maestra de nivel inicial, ¿qué cosas debe saber un niño antes de entrar al preescolar? primero me parece importante aclarar que los conocimientos académicos como colores, números o las vocales, no son realmente relevantes al iniciar la escuela, está bien que los sepan o tengan conocimiento de ello pero al final son temas que se verán en clase.

Considero que las cosas que debe saber un pequeñín antes de ir a la escuela son más bien habilidades sociales:

 

1. Saber su nombre y el de sus papás

Esto es más que nada un tema de seguridad, es importante que sepa decir cómo se llama y quienes son sus padres. Aun cuando en casa tengan apodos cariñosos para nombrarse, recuérdale constantemente su nombre completo con apellidos e invítalo a pronunciarlo por su cuenta. Además para esta edad es necesario que logre responder cuando alguien le llama.

2. compartir y evitar los berrinches

las educadoras reconocemos que este es una de las mayores áreas de oportunidad de los pequeños en edad preescolar, es un aprendizaje paulatino que debe iniciarse en casa, aún cuando tu niño sea hijo único se debe trabajar la empatía. Imagina esto: eres el rey de la casa, pues bien llegaste a un salón donde hay otros 30 reyes ¿difícil no?, saber compartir le ayudará hacer menos traumatico este proceso de adaptación.

3.poder expresar con palabras cuando necesita algo

Seguramente tu logras entender cuando se expresa con señas o anticipas lo que necesitará, pero recuerda que estará con otro adulto y aún cuando sí que logramos aprender a leer el lenguaje individual de cada pequeñín, esto toma tiempo.  Si tu niño tiene un lenguaje poco desarrollado, asegúrate que al menos pueda expresar verbalmente aún cuando sea con pocas palabras sus necesidades básicas como ir al baño, tomar agua, que algo le duele, etc.

4. reconocer sus pertenencias 

El primer paso para tener responsabilidad de sus cosas, es saber que las tiene. Enséñale su mochila, su lonchera, útiles, etc.  además de mostrarle de que manera haz marcado sus cosas, muchas veces aún cuando no saben leer su nombre identifican estas marcas.

reconocer que tiene cosas propias en la escuela también ayuda algunos niños a sentir tranquilidad ante un ambiente nuevo.

5. seguir ordenes e instrucciones sencillas.

con  el tiempo esta habilidad se irá desarrollando, al iniciar el ciclo debe ser capaz de seguir instrucciones del tipo: vamos a sentarnos en el piso, caminemos juntos, colorea en la hoja, etc.

Estos puntos los redacto desde mi propia experiencia, también me parece apropiado pedirte que no le mientas diciéndole cosas como: aquí te espero afuera, voy al carro y ahorita vengo, etc.  Si no es verdad no le digas eso, porque sólo harás que entre en mayor ansiedad ante la idea de quedarse en la escuela.  Espero ser de utilidad para este proceso tan bello que iniciará tu niño, continua acompañándolo durante todo su camino por la escuela.

educación

una semana de juegos: actividades para primer semana de clases.

Les comparto este plan de actividades para la primer semana de clases. Yo lo utilice en uno de los ciclos anteriores y me ayudo mucho a favorecer la adaptación a la escuela por parte de mis niños. A mi parecer en esta primer semana nos toca enamorar a los niños y dejarlos con más ganas de regresar a clases.

Son principalmente juegos , para realizarse durante la primer semana de clases y cada día tocaría un tema diferente,  basados en eso son las actividades.

También incluí un ejercicio gráfico, para uno de los días.

la planificación original fue pensada en niños de segundo grado de preescolar pero bien puede adaptarse a los demás grados.



Hacer clic en el siguiente enlace: 

https://www.teacherspayteachers.com/Product/Una-semana-de-juegos-3319998

educación

brochetas de frutas: seguimiento de patrones

Una de las actividades que hice este ciclo fue el seguimiento de patrones haciendo brochetas de frutas.

las frutas las pusimos en platos e indicamos en cada plato que figura geométrica representaban. Para los niños fue una actividad muy divertida.

Les comparto las imágenes de patrones para que disfruten de sus propias brochetas de frutas.

yo utilice manzana, melón, durazno en almíbar y uvas verdes, si te animas a realizar esta actividad te invito a compartirme las imágenes de tus resultados.

educación

Regalos del día del niño

Esto de preparar los regalos del día del niño, cada vez me atrapa más. Este año el regalo de los niños fue muy manual, les hice un teatro de títeres y cuatro títeres de fieltro de los Avengers, aprovechándome de lo mucho que les gustan.

Fue un poco laborioso porque fui haciendo cada títere uno a uno y eran 10 niños, así que hice 10 juegos de cuatro títeres.

Los detalles como las caras las fui borde con hilo sencillo. Los teatros, primero los hice con cartón de tipo mampara y usando pegamento en spray le pegue tela dubetina color azul y de casualidad encontré tela con estampado de spiderman, así que estuvo perfecto para las cortinas de teatrito.  Al cerrar las puertas pegue velcro del lado de picos en cuadritos pequeños. Así pude poner los títeres fijos en las puertas.

Para empaquetar los regalos los metí en bolsas de celofán que cerré con etiquetas personalizadas con sus nombres.

En el regalo de las niñas, repetí el regalo del año pasado un kit para hacer joyería con cuentas de plástico,  esta vez la cajita fue en forma de flor y como me sobraban piezas compre otros botecitos en forma de mariposa para incluir más cuentitas.

               

Aun cuando el regalo de los niños me llevo mucho tiempo, quede encantada con el resultado.

Sí quieren ver cuál fue el regalo del año pasado, les dejo aquí el enlace.

Regalo del día del niño ciclo 2014-2015

educación

cubos unifix

Entre los materiales que tengo en salón de clases se encuentran estos fantásticos cubos unifix, el adjetivo lo uso por realmente me han sido de gran utilidad.

Pueden usarse en un sin número de actividades de matemáticas manipulativas. Por ejemplo conteo, operaciones como sumas, restas o multiplicaciones. También son buenísimos para seguir patrones.

                                       

Escribiendo letras o silabas, podrían funcionar para jugar ha armar palabras, he incluso los he visto utilizarse para armar dibujos.

Si tuviera que equipar con material didáctico un nuevo salón de clases o pensando en qué juguetes le compraría a mis hijos, sin duda estos cubos están en mi lista de predilectos.

Aunque he realizado varias actividades con ellos, no siempre tome fotografías. En este ejercicio los niños debían poner en cada dibujo la cantidad de cubos que se les solicitaba. Lo llegue a usar como juego de transición entre algunos ejercicios.

educación

Huevos de dinosaurio

Con mis niños del ciclo anterior ya había realizado esta actividad y como me di cuenta de lo mucho que les gusto y que incluso en junio se seguían acordando de como en agosto buscamos huevos de dinosaurios, me quede fascinada y  me decidí a volverlo a intentar con estos  niños y ¡nuevamente fue un éxito!

Los ingredientes son:

1 1/4 taza de tierra

1 1/4 taza de harina

3/4 taza de sal

1/2 taza de arena

Agua (3/4 taza aprox)

Dinosaurios de plástico pequeños Mezclar bien los ingredientes secos en un bowl hasta que quede un color uniforme. Agregar el agua hasta obtener la consistencia moldeable.

Dar forma de huevo a la masa ubicando un dinosaurio de plástico en el centro y Dejar secar hasta que endurezca, esto  es, aproximadamente 24 horas (depende del clima).

Obviamente después de encontrar los huevos se debe permitir a los niños jugar hasta que se cansen.

 

educación

Ordeñando a la vaca

Como parte de las actividades de la semana de adaptación, jugamos a ordeñar a una vaca.

Antes de presentarles la actividad quise saber lo que ellos ya conocían, por lo que hice una serie de preguntas ¿de dónde viene la leche? se escuchó una respuesta grupal de la vaca,  ¿de qué parte? ¿Cómo?  Uno de los niños dijo entre risas <<el granjero aprieta las chichis de la vaca>> otro niño le respondió, <<se llaman ubres>>. Cuando les dije que ordeñaríamos a la vaca me percate que era para ellos un concepto nuevo, que no tardaron en apropiarse.

 

Fue una actividad muy divertida, utilice un guante de látex para simular las ubres.  Los niños me preguntaban si después podrían tomarse la leche, les dije que era leche «bronca» porque acababa de salir de la vaca y necesitaba que la prepararan para que pudiéramos tomarla.

educación

El diario de Memo

Durante todo el ciclo pasado tuve una actividad especial con los niños y sus papás. Teníamos un muñeco llamado Memo que visitaba cada semana a una familia distinta y ellos escribían en un diario las aventuras que pasaron juntos ese fin de semana.

Con esta actividad permanente tenía varios objetivos, destacan el de involucrar un poco a los padres con la educación de sus hijos y mostrarle a los niños que todo lo que hacemos puede quedar escrito.

En un principio sólo los papás escribían y pegaban fotos, los niños pegaban estampitas y decoraban las hojas, al final del ciclo algunos niños escribieron o dibujaron ellos solitos lo que habían hecho con Memo. El lunes era emocionante porque descubríamos que había hecho Memo, el anfitrión se emocionaba explicando las fotografías.

Los niños consideraron que era nuestro álbum de recuerdos de todo lo que hicimos en un año,  cuando estaba por terminar el ciclo, considere que ese muñeco no podía quedarse conmigo, por lo que fue el premio para la nena que gano el concurso de inglés.

Ha esta actividad le llaman el «libro viajero», yo lo trabaje con segundo de preescolar (4-5 años) y puedo decir que fue una super experiencia que les recomiendo intentar.

Boda

Un recuerdo para los peques

En mi boda tuvimos 10 niños en su mayoría de edad preescolar o primeros años de primaria. Aun cuando el lugar de la boda tenía su propia área de juegos (una casita padrísima que parecía de verdad sólo que todo en tamaño niños), les prepare un detalle especial para ellos: unas cajitas de sorpresas.

Al abrirlo, lo primero que se veía es un librito de actividades personalizado que hice, principalmente pensando en las niñas que son más de colorear y resolver actividades. Además incluí otras cositas: una masita play doh, dulces, crayolas, hoja de estampas, burbujas y para las niñas una libretita y para los niños una raqueta con pelota.

El local ofrecía un menú infantil y bueno después de ver lo que sí se comen los niños de mi clase, optamos por nuggets y papas.  Contratamos el servicio de unas niñeras y a ellas les pedí apoyo para repartir las cajitas (después de comer, ya saben eso de maestra con reglas no se me quita)

 Los papás agradecieron la atención que recibieron los chicos, principalmente porque no los vieron en todo el día y así tantos papás como niños pudieron divertirse.