Huerto

Consejos para iniciar un huerto en casa

Nuestro proyecto de cuarentena ha sido dar vida a un espacio que teníamos olvidado en la terraza, es decir, iniciar nuestro propio huerto familiar. A casi un año desde que iniciamos esta aventura puedo decirles que todo se resume en: aprendizaje. Hemos aprendido de los aciertos y los errores, hemos comido de nuestra propia tierra, entendido la importancia de las abejas, mariquitas y demás amigos del jardín, hemos luchado contra plagas y problemas de riego.

Todo ha sido aprendizaje, les confieso que no había querido escribir o dar consejos porque no me siento una experta y después de mostrar sólo los resultados, sentí que había llegado el momento. Me decidí ha hacer una nueva sección en el blog para hablar desde nuestra experiencia familiar, lo que ha sido esta aventura del huerto en casa. Comenzaré la sección con algunos consejos para iniciar, cosas que me sirvieron y pueden comenzar a guiar a quienes les interesa comenzar con su propio huerto.

Antes de continuar es probable que agregue algunos enlaces del programa de Amazon Afiliados, esto quiere decir que si tu compras con ese enlace tú pagas exactamente lo mismo y yo recibo una pequeña comisión. Dicho esto, comencemos.

1- Encuentra el lugar ideal

Realmente no necesitas espacios grandes o muy específicos para iniciar a cultivar, incluso si tienes poco espacio hay alternativas (puedes plantar en macetas o hacer huertos verticales o colgantes). Si te has decidido a iniciar un huerto en casa, busca cuál será el espacio que puedes destinar para él. Debe ser un espacio que cuente con buenas horas de sol y acceso a agua. ¿Cómo le harás para regar varias macetas todos los días en tu techo? Al principio subir una regadera suena fácil pero pronto te cansaría y podrías terminar por abandonar el huerto.

Si será en tu jardín no hará falta ver más cosas, pero si te has planteado ponerlo en una terraza o un segundo piso, considera si la estructura de tu casa aguanta el peso extra que supondrán las macetas con tierra y plantas. Considera también impermeabilizar debidamente las zonas de terraza que lo requieran.

Vivir en un departamento pequeño no debe ser una limitante, si tienes un balcón podrías optar por un huerto vertical o macetas en el balcón. Pero incluso podemos tener un huerto interior aprovechando la luz que entra por una ventana (sería pequeño y con plantas que no requieran de una gran exposición a luz solar directa).

2- ¿ Qué consumen en tu casa? ¿Qué conviene cultivar?

Hay plantas que son más fáciles de cultivar que otras y esto hace que muchos principiantes comencemos sembrando cosas que realmente nuestra familia no consume o consume poco, seamos honestos ¿en tu casa realmente se comerán un kilo de rábano? Un par de semanas antes de que inicies con el huerto te propongo registrar las verduras que han comprado y cuáles son las que más se consumen. Ahora sí, de esas cuales son fáciles de sembrar y están en temporada.

3. Preparar la tierra

Es necesario que tu tierra cuente con los nutrientes adecuados y dependiendo de la hortaliza o planta podría requerir un tipo de tierra u otro (tierras sueltas, más compactas, sin ramitas, con buen drenaje o que mantenga la humedad, entre otros). Así que en el proceso de planeación investiga que tipo de tierra se requiere y prepara el terreno de acuerdo a tus necesidades. Puedes preparar tu tierra con un buen abono orgánico, como la composta y esto ayudará a que el resultado sean plantas más sanas y con más producción.

4. Puedes empezar por aromáticas de vivero

Si aun no sientes la confianza de empezar por germinar semillas, puedes ir a tu vivero más cercano y preguntar por plantas aromáticas como tomillo, hierbabuena, albahaca, orégano, mejorana, etc. Muchas son de poco cuidado y de uso inmediato, lo que las puede convertir en el incentivo correcto para animarte después por otras cosas o incluso comenzar a germinar tus propias semillas.

5. De los errores se aprende

Estamos acostumbrados a ver los errores como fracasos e incluso desmotivarnos cuando suceden y es que vivimos en un mundo de resultados donde no hemos aprendido a disfrutar los procesos.

Al empezar un huerto es muy probable que tengan errores: plantar fuera de temporada, no controlar una plaga a tiempo, poner a la sombra una planta que requiere sol y viceversa. Te invito a que si te sucede no te desanimes y mantengas una postura abierta y analítica: ¿por qué no funcionó? ¿Qué puedo hacer diferente la próxima vez? Cada cosa que no nos da el resultado esperado es una oportunidad de hacerlo diferente y sin duda un momento de aprendizaje.

Entre todos los consejos, el principal que les puedo dar es : Empieza ya, si te ha nacido la curiosidad por empezar un huerto en casa, no la pienses tanto, hoy puede ser un buen momento para iniciar.

En el siguiente post les estaré hablando del método que nosotros hemos escogido para organizar nuestro huerto: el huerto en el metro cuadrado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad