educación, Tot School

Muñequitas de papel mexicanas

Hace un par de días compré en el supermercado un disfraz para que la princesa use el día de la independencia de México. Es una representación del traje típico del estado de Veracruz.

Ella se enamoró del vestido desde el primer momento (todavía no es 15 de septiembre y no se lo quita) y yo aproveché la ocasión para enseñarle en YouTube un par de vídeos de danzas veracruzanas (como la bamba y el Colás). Cuando menos nos dimos cuenta ya no sólo estábamos viendo danzas de Veracruz, de ahí pasamos por Jalisco, Nuevo León y muchos otros estados. Para ella fue hipnotizante ver tan bellos trajes y bailes.

Con todo eso como preámbulo y siguiendo su interés, me di a la tarea de buscar muñecas de papel con trajes típicos de cada estado. Me encontré muñecas de papel que formaban parte de una antigua colección mexicana, lo cual me pareció todavía más rico e interesante, quiero decir, me emociona pensar que hace unos 50 años alguna niña jugó con una muñequita como éstas.

En el siguiente enlace pueden descargar en un solo archivo las muñecas de papel:

Para hacerlas un poco más resistentes las imprimí en papel opalina. Una buena parte de esta mañana la pasamos vistiendo muñequitas de papel. Fue divertido ver el traje del estado donde vivimos o los que hemos visitado.

Después de esta actividad estoy pensando en ver un rompecabezas de los diferentes estados de México, porque ella misma ha comenzado a preguntar por la procedencia de cada traje.

Si utilizan este material, me encantaría me etiquetaran en sus redes sociales.

Sin categoría, Tot School

Cuenta Ratones

Hace algunos años había conocido el libro de «Cuenta ratones» de Ellen Stoll Walsh, es un libro muy simple para practicar el conteo de los números del 1 al 10 y también del 10 al 1. Lo usaba tanto con mis pequeños de preescolar que quería tenerlo en mi colección personal, pero durante un par de años el libro salió de circulación y sólo lo encontraba en precios realmente locos. Hace poco sacaron una nueva reimpresión, cuando lo vi no dudé en comprarlo y ahora con una pequeña de 3 años que justo está aprendido a contar.

La historia del cuento es muy sencilla (en parte esto es lo que atrapa a los pequeños lectores): diez ratones están jugando y cuidándose de las serpientes, hasta que se quedan dormidos. Una serpiente hambrienta consigue un frasco muy lindo y decide utilizarlo para guardar la comida que encuentre, así va encontrando a los ratones y los va contando dentro del frasco. Cuando por fin tiene diez ratones y está apunto de comerlos, los ratones la engañan y la mandan a buscar un «ratonzote» que se ve a lo lejos. Los ratones tiran el frasco y se cuentan al revés (de 10 a 1) antes de regresar a su casa, la pobre serpiente descubre que el ratón grandote no era mas que una piedra y se queda sin poder comer.

Para pasar del plano gráfico del libro a material concreto utilizamos unos ratones y serpientes de tela que compré hace algunos años en el pueblo mágico de Bernal, Querétaro.

La construcción del concepto de número y cantidad en los niños es un proceso gradual y si consideramos que, además, su pensamiento no es abstracto (lo creado a través del pensamiento) sino concreto (lo que podemos ver, tocar y comprobar con los sentidos) es conveniente trabajar el conteo con objetos que puedan manipular, por eso quise apoyar la lectura del cuento con los ratones de tela.

También hemos comenzado a reconocer los números escritos y relacionarlos con cantidades, por lo que le preparé los siguientes rompecabezas de conteo y trazo. Otra forma en la que podemos utilizarlos es colocando una regleta blanca (unidad), un frijol, pedacito de papel, etc. sobre cada ratón de la imagen para contarlo.

El imprimible lo encuentras de forma gratuita en el siguiente enlace, te pido que para compartirlo con otras personas compartas el enlace de la entrada.

Realmente puedes trabajar este material sin tener el libro en físico, aunque es el complemento ideal, si quieres adquirirlo te dejo el enlace afiliado de Amazon :

Compra el libro Aquí

Aunque en mi plan la lectura y las actividades del cuento eran la lección de un día, la princesa quedó fascinada con los ratoncitos y hemos estado contado ratones y trazando números toda la semana. Hemos tomado la decisión de iniciar el preescolar educando en casa y sin escuela, así que esperen ver más entradas y materiales como este en un futuro.

Tot School

Mesa sensorial DIY

Hacia tiempo había comenzado a buscar una mesa sensoria para trabajar diversas actividades con mi niña y es que últimamente han surgido una gran variedad de marcas de mesas sensoriales y muchas me habían parecido atractivas. Durante mi búsqueda me topé con la posibilidad de hacer mi propia mesa usando tubos de PVC y quedé fascinada con la idea, lo que más me gustaba es que al hacerla yo, podía ser del tamaño perfecto para mi nena.

Así se ve como mesa sensorial
Quitando las tapas se puede colocar el arco y convertirla en mesa de agua

Después vi las mesas de agua, prácticamente eran lo mismo que las mesas sensoriales pero agregaban un arco para que los niños vaciaran el agua usando embudos y pensé en hacer una mesa convertible. Poniendo el espacio para el arco (un par de conectores en forma de T a la mitad del ancho de la mesa), cuando quisiera usarlo sólo como mesa sensorial entonces quitamos el arco y ponemos unos tapones de PVC, cada tapa lleva una mini unión (es decir un pedazo de PVC de 4 a 6cm, que sirve para unir pero queda escondido entre los conectores).

Así se ven las tapas
Mesa de agua

Lo primero que hice fue buscar un par de cajas de plástico de un buen tamaño, encontré en Walmart una caja multiusos con capacidad de 13 litros en un precio accesible, si tocas la imagen o la descripción accedes al enlace de compra:

Cada caja mide 40 x 34 cm con una altura de 14 cm, estas medidas me sirvieron de base para diseñar mi mesa. Si logras conseguir estas mismas cajas o unas de un tamaño semejante y tu niño mide entre 80 a 90 cm el siguiente diseño te será muy útil, de no ser así necesitarás hacer algunas variaciones de medidas.

Yo ya tenía el tubo de PVC de 1″ de diámetro y sólo conseguí algunos de los conectores para 1″.

Las mini uniones van en donde los conectores quedan uno junto a otro, esto es entre los codos de las 4 esquinas y el conector en forma de T que esta justo aún lado y también en la unión que va de la segunda T en las patas hacia la T del soporte de las cajas . Estas mini uniones no se ven, pero son muy importantes.

Las mini uniones
Otra vista de la mesa

Un tip que puedo darte para que sea más sencillo unir todas las piezas una vez las tengas cortadas, es que rebajes con una lija los extremos de los tubos de PVC, de esta manera las piezas embonarán mejor.

Armar la mesa no tiene mucha ciencia, se cortan las piezas a la medida necesaria y se unen siguiendo el diseño. Una vez que tenemos la mesa armada podemos pintarla, yo utilicé una pintura en aerosol especial para pintar plásticos.

He visto algunas mesas para hermanos en las que en la misma mesa colocan cuatro o más cajas (otra ventaja de hacerla a medida). A mi me gusta que es muy liviana y no me preocupa que se daña el material (como podría pasar con la madera), así que muchas veces jugamos al exterior y otras vez dentro de casa. También he pensado que con un par de adaptaciones la misma mesa puede convertirse en una mesa de luz (quizá en unos meses les muestre esa alternativa).

Espero la información les resulte útil y fácil de entender, ojalá pronto me muestren sus resultados.

Tot School

Una semana llena de bichos

En estos días en casa hemos aprovechado espacios que teníamos un poco olvidados, como el jardín o la terraza. Como consecuencia natural de la primavera los bichos están por todos lados, principalmente en el jardín y la princesa ha despertado su interés por ellos. No pude perder la oportunidad de usarlos como escusa para nuestras nuestras actividades de Tot School:

La planeación que seguimos fue la siguiente:

Los insectos de plástico que utilizamos en algunas de las actividades, los tenía desde hace mucho entre mi material didáctico como maestra, en Amazon encontré estos muy parecidos: insectos de plástico en un buen precio.

La actividad de rescatar insectos de la canasta con «telarañas» promueve la coordinación motriz fina. En un principio la princesa presento resistencia para meter la mano en la canasta, después de ver a mamá hacer la actividad se animó a probar y termino por repetirla varias veces.

Marcar las huellas de los insectos fue una actividad que nos gustó mucho. Hicimos masita casera con la receta que compartí hace un par de años aquí: masita casera (me encanta esta receta porque realmente quedan como masitas comerciales).

Como actividad es realmente divertida y para mí fue incluso relajante.

Miren que bien se marcan los detalles de las alas

Las catarinas se hicieron en dos pasos, primero fue sólo pintar dos platos de rojo, después yo pegué las marcas negras en uno de lo platos y ella buscó seguir el modelo. Sinceramente no esperaba un resultado tan preciso. Seguir modelos favorece la observación, percepción y es base del pensamiento lógico matemático.

Idealmente debimos utilizar un matamoscas para hacer la actividad de seleccionar insectos por color, pero como no teníamos uno terminamos por utilizar una espátula de cocina. Comenzamos la actividad recordando los colores básicos mientras pegaba los dibujos a la pared: este es rojo, este es azul y este es amarillo. Después simplemente le pedí tocara la con la espátula un insecto a la vez haciendo preguntas como la siguiente: ¿cuál es el escarabajo rojo?

Sin duda la actividad que más disfrutó mi niña fue la de la canción de las abejas, porque terminaba en un divertido juego de persecución.

Esta semana de actividades fue pensada en niños de año y medio a los dos años, pero podría perfectamente trabajarse con niños un poco mayores incluso con pequeñines de edad preescolar.

educación, Tot School

Animales salvajes actividades para toddlers de 18-24 Meses

Después del periodo navideño, estuvimos de regreso con las actividades de nuestro programa de Tot school. En esta ocasión trabajé con la princesa el tema de los animales salvajes. Durante una semana nos enfocamos en conocer y experimentar con los diferentes animales y para ello mi planeación fue la siguiente:

El fin de semana anterior encontré un paquete de animales de plástico en el mercado y no dudamos en comprarlos para trabajar con ellos y como se ve en la planeación se convirtieron en los protagonistas de la semana. En Amazon pueden encontrar:

Este juego de animales

estás son algunas imágenes de como nos fue en la semana:

Les comparto las tarjetas para que las impriman y puedan utilizarlas, las tarjetas están en el siguiente enlace de descarga:

Cuando compartí en mi página de Instagram la manera en la que trabajamos la princesa Lía y yo en casa, muchas mamás se mostraron interesada y me pedían más ideas para trabajar con sus chiquitos, es por eso que me anime a compartir por este medio los materiales que utilizamos, si les es de utilidad no duden en etiquetarme y mostrarme sus resultados.

educación, Tot School

Medios de transporte en el franelografo

Hace un par de meses que hemos comenzado hacer TOT school con la princesa, este sistema es una especie de homeschool pero con mucha mayor flexibilidad, es decir, no seguimos un programa rígido, aun cuando si planeamos las actividades a realizar.

Con la intensión de llevar un orden y planear las actividades con mayor facilidad, estamos trabajando por unidades temáticas. Pero teniendo claridad de que el tema no es el fin sino el medio, quiero decir, si el tema es la granja no busco que memorice a los animales sino que éstos me ayuden a reforzar conceptos básicos como la clasificación, los colores, grande-pequeño, etc.

La semana que estuvimos trabajando con el tema de los medios de transporte, hicimos una actividad de clasificación en el franelógrafo. El franelógrafo es una herramienta educativa muy útil e interesante y consta de únicamente un pedazo grande de franela o fieltro (en mi caso fue fieltro, también puedes poner estas telas en un pedazo de madera para manipularlos con mayor facilidad) en el que se colocan figuras para visualizar, a cada una de las figuras se les adhiere o cose la parte rugosa del velcro (o papel de lija) y de esta manera se adhieren a la tela.

La actividad consistió en clasificar los medios de transporte de acuerdo al medio por el que se mueven y a continuación les muestro los resultados:

Aunque la princesa conocía los aviones, camiones (coches en general), bicicletas. Fue necesario hablarle de los barcos o submarinos, «este es un barco, se mueve en el agua».

Esta es una actividad muy corta que toma un par de minutos al niño , pero les divierte tanto, que la repiten una y otra vez. El franelógrafo es una herramienta muy versátil y nada complicada de preparar.

Mi intensión es continuar compartiendo en este espacio actividades que hacemos en casa, ideales para niños pequeños y de etapa preescolar.