Ser mamá

Organizando mi casa

Siempre he sido un desastre para organizarme, les juro que he hecho de todo: conocí un poco de gurú de organización Fly Lady y comencé a aplicar algunas cosas en mi vida, como intentar siempre dormirme sin platos sucios, pero no fue suficiente.

Después compre una agenda de organización para las tareas del hogar, en mi casa organizada y me funciono hasta cierto momento. Como tenía el agenda impresa y no siempre tenía tiempo de revisar qué tareas del hogar tocaban cada día, así que inevitablemente comencé por dejar tareas rezagadas.

Terminé leyendo «La magia del orden» de otra gurú: Marie Kondo y quedé fascinada con el minimalismo, así que comencé por hacer limpieza de mi closet y doblar cada cosa como  ella lo señalaba en su libro. Aunque en esencia continúo guardando así mi  ropa, mi closet no esta tan ordenado como en un principio.

Ahora con una bebé menor a seis meses el caos regreso a mi vida, así que me vi obligada a idear mi propio sistema de organización para las tareas de hogar pero con un toque Geek:

1. Escribí en una lista todas las tareas del hogar que debo hacer: desde limpiar el baño hasta limpiar el horno. Tengo ciertas actividades que yo considero el mínimo para que la casa funcione (lavar platos y dejar la tarja limpia por ejemplo) y las divido en las rutinas de mañana y noche.

2. Le asigné una frecuencia a cada tarea del hogar.

3.  Utilizando el Google Calendar, distribuí mis actividades:

El calendario de Google se puede editar desde el celular o desde una computadora y lo mejor de todo es que existe la opción de que mande notificaciones cuando tenemos una tarea asignada para ese día, así no lo olvido.  Puedes tener más de un calendario y esto permite que puedas visualizarlos por separado.

Sin duda, aún me queda camino por recorrer en el arte de la limpieza y la organización pero vamos avanzando.  ¿Qué te parece? ¿Conoces alguna otra aplicación que nos pueda ayudar con las tareas del hogar?

Ser mamá

Blanqueando almohadas

Hace poco me di a la tarea de blanquear mis almohadas y también de una vez la funda de mi laptop, que ya estaba totalmente sucia.

Procuro cambiar las sábanas y fundas una vez por semana, pero ni les prestaba atención a las mismas almohadas que ya estaban inevitablemente amarillas y manchadas. Les pasare la receta que mejor me funcionó para esta tarea y además es súper fácil y no se requiere mucho tiempo ni trabajo extra.

Primero vean si sus almohadas son delicadas y necesitan un tratamiento especial, si son normalitas como las mías podrán usar el siguiente procedimiento.

Colocarlas en la lavadora con agua tibia, además del jabón (yo utilizo del líquido) y suavizante, agreguen un poco de bicarbonato de sodio y un chorrito de jabón líquido para platos, podrían usar además un poco de cloro, pero yo prefiero evitarlo. Seleccionan un ciclo para manchas difíciles y ¡listo! sólo nos queda esperar.

De verdad que sí funciona deja las almohadas blancas y con un buen olor.