Ser mamá

¿Después de años de posparto tu pancita sigue inflamada? Diástasis abdominal

Recuperar la figura después de un embarazo es uno de los temas que más causa estrés a las madres recientes. Si bien algunas lo logran por medio de una alimentación sana, la misma lactancia y ejercicios; existe otro grupo de mujeres que tienen mayor dificultad para recuperar su abdomen de antes del embarazo.

La diástasis de rectos o diástasis abdominal puede ser una de las causas que no te permiten llegar a tus objetivos, pero ¿de qué se trata? es una separación entre los músculos del abdomen debido a la expansión que sufren con el embarazo u otras subidas de peso. En la imagen siguiente se observa con mayor facilidad. Tenemos los músculos abdominales derechos e izquierdos, durante el embarazo existe una separación para dar espacio al bebé. Generalmente después de nuestra recuperación estos músculos regresan a su posición habitual, pero cuando esto no ocurre entonces podemos hablar de diástasis de rectos abdominales.

Este es un tema que muchas mujeres desconocen, por lo que después el posparto es habitual culpar a la forma en que quedo su abdomen únicamente a la subida de peso, pero por más dieta y ejercicio parece no haber mejorías. Lo que trae consigo frustración o resignación. Este es un tema que va mucho más allá que el puramente estético. Puede traer consigo hernias de las viseras abdominales, así como dolor de espalda o pubis.

Descubrir si tu caso es o no diástasis, es el primer paso para lograr una rehabilitación adecuada, pero ¿qué debo hacer? ¿cómo puedo evaluarme? si tienes la sospecha de que tienes una diástasis de rectos: colócate acostada con la espalda en el suelo, mientras levantas tu cabeza (haciendo un abdominal tradicional) toca la parte media de tu abdomen, si se siente la separación entre ambos rectos abdominales será necesario acudas con un fisioterapeuta para que evalué la profundidad y funcionalidad de tu diástasis, además de recomendarte el tipo de ejercicios más adecuados para tu recuperación.

Lo primero en lo que pensamos cuando queremos recuperar el abdomen después de un embarazo es en pasarnos día y noche haciendo abdominales, pues bien en el caso de que tu problema sea derivado de una diástasis en lugar de estar ayudando a tu cuerpo estarás perjudicándolo. Es por esto la importancia de conocer cuál es tu condición antes de retomar una rutina de ejercicio.

Durante el embarazo podemos reducir el riesgo de padecer diástasis de rectos evitando subir de manera excesiva de peso, mantener una dieta sana y no cargar mucho peso.

La recuperación de nuestro cuerpo después de un embarazo es un proceso y como tal debemos darle su tiempo y respeto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de privacidad