educación, Ser mamá

10 regalos ideales para bebés de 1 año

Por fin llegó el primer cumpleaños de la princesa y yo estuve investigando ¿qué regalos son los más aptos para continuar promoviendo su desarrollo? Quiero compartir con ustedes los objetos que me parecieron interesantes y útiles para bebés de un año.

1- Rompecabezas de Resaque o de una sola pieza

Le ayudan a desarrollar su coordinación ojo-mano, además de promover la inteligencia espacial. Para ellos implica todo un reto, al principio los niños no prestan la mayor atención a la imagen que forman los rompecabezas, por eso y entre otras cosas es preferible empezar con este tipo de materiales.

2- Libros para niños

Ya sean del tipo Quiet book ,libros de cartón grueso, plástico o tela todo niño debe tener un espacio de lectura. Yo empecé a notar como con 11 meses la princesa comenzó a mostrar interés cuando le leímos cuentos, incluso ha comenzado a señalar a los animales en sus libros. Evita comprar libros de personajes de caricaturas o películas infantiles, esos libros llegaran solos (tenlo por seguro).

3- Bloques de construcción

Los bloques tienen un sinnúmero de beneficios para los niños; favorecen el pensamiento lógico, la creatividad, la resolución de conflictos, estimulan la motricidad fina, además de que los ayudan a entender conceptos básicos matemáticos como volumen, tamaño, seriación, conteo, entre otros.
Existen bloques de varios materiales: tela, suaves o rígidos, de madera, etc. La elección de los bloques perfectos dependerá de los intereses del niño.

4- Juguetes para desplazarse

Los primeros pasos suelen aparecer alrededor del primer cumpleaños (meses antes o después), los juguetes para empujar o jalar estimulan el desarrollo de la marcha y de algunas áreas del desarrollo motor grueso. Actualmente están desaconsejado el uso de andaderas pero podemos optar por juguetes para desplazarse en los que el niño no se vea forzado a adquirir ninguna posición, como los de arrastre o carretillas para empujar.

5- Crayones de bebé

Los bebés aún no desarrollan la pinza fina al tomar los crayones, por lo que actualmente podemos encontrar una variedad considerable de ceras generalmente no tóxicas y pensadas para ser manipuladas por los más pequeños. Algunos son simplemente más gruesos y otros tienen formas que permiten tomarlos con mayor facilidad.

6- Laberintos

Este tipo de juguetes tiene piezas de madera que deben moverse de un lado a otro a través de un camino de alambre no lineal, los laberintos desarrollan la coordinación ojo-mano.

7- Instrumentos musicales sencillos

Panderos, maracas, tambores, claves, castañuelas, etc. son algunos de los instrumentos que pueden ser fácilmente manipulados por los bebés y niños pequeños. No pretendemos que se conviertan en músicos expertos, más bien que nazca un interés hacia la música y comiencen a seguir ritmos.

Imagen relacionada

8- Kit de limpieza a su medida

Los juegos de imitación permiten al niño desarrollar habilidades como la creatividad y destrezas manuales, el sentir la responsabilidad y control de su propio espacio fomenta su autoestima y hábitos de higiene. Nuevamente no pretendemos que realmente dejen limpio todo, es muy probable que suceda lo contrario y todo quede incluso más sucio, después podremos limpiar nosotros, ahora sólo nos toca darles libertad para explorar y jugar.

Resultado de imagen para juego limpieza

9- Picafuerte

Este juguete corresponde una serie de bolas o palos en una caja de madera con agujeros a los que el niño debe golpear con un martillo. Este juego estimula la coordinación ojo-mano, así como la relación causa-efecto. El picafuerte es un juego clásico que además de ser entretenido para los pequeños desarrolla muchas habilidades.

Resultado de imagen para picafuerte para que sirve

10- Torre de aprendizaje

Este material Montessori corresponde una banca con seguridad que permite a los niños involucrarse en las actividades familiares a la misma altura de manera más segura. Con la torre de aprendizaje pueden ayudar a mamá en la cocina o les facilita asear sus manos en el baño antes de comer. En Internet hay varias páginas que muestran cómo puedes elaborar tu propia torre incluso modificando bancos simples.

Resultado de imagen para learning tower

Espero que mi lista de materiales ideales para niños de un año (incluso un poco mayores) te resulte útil, no es una lista de objetos que tu niño TIENE OBLIGADAMENTE QUE TENER, no, esa no es la intención de esta publicación. Lo que pretendo es mostrarte alternativas que busquen promover su desarrollo y ustedes como padres escojan los materiales que más se adapten a la necesidades específicas de su niño.

Ser mamá, Sin categoría

Nuestra historia con el reflujo

El reflujo gastroesofágico es un padecimiento común en los bebés, esto es cuando los bebés regurgitan la leche que han tomado. Todos los pequeñines sacan un poco de leche de vez en cuando y es totalmente normal, aunque algunos lo hacen en mayor medida que otros.

 


Esto lo tenía claro cuando la princesa nació, y verlo con tanta naturalidad hizo que tardáramos un poco en tener un diagnóstico.  Desde que nació sacaba un poco de leche después de cada toma y yo pensaba << Es normal, a todos los bebés les pasa>>, en un principio se lo atribuimos a nuestra inexperiencia para sacar gases, pero aun cuando mejoramos en nuestra técnica estas expulsiones de leche seguían sucediendo. 

A mediados del primer mes tuvo un vómito más explosivo y en esta ocasión incluso salió por su nariz. Ésta fue la primera vez que prendimos nuestras alarmas, pero decidimos tranquilizarnos y mantenerla en observación constante (no les miento, hice una bitácora en la que anotaba la hora de las tomas, lo que yo comía y si ella presentaba vómitos). Aun cuando seguía sacando leche después de cada toma, no volvió a tener un vómito tan exagerado hasta un día antes de su consulta del primer mes.

Era un sábado y yo estaba sola con la bebé (de las primeras veces que nos quedábamos solas) y mientras las cambiaba tuvo otra vez un vómito explosivo pero esta vez note un color amarillo. Lo consultamos con su doctora y ella lo vio como un episodio aislado, es decir, la niña seguía creciendo y no presentaba llantos incontrolables, descartando así un problema grave. Aun así nos pidió mantenerla en constante observación.

Todo continuó con normalidad (o lo que yo pensaba debía ser lo “normal”)  hasta que una noche, mientras la acostaba, tuvo otro vómito explosivo y en apenas un par de minutos otro más pero de forma violenta. Preocupados, llamamos a la pediatra, eran las 12:00 am y nos dijo que aún cuando casi cumplía los dos meses (literalmente le faltaban dos días) sospechaba del píloro y pidió que de manera urgente le hiciéramos una serie gastroduodenal. Entonces nos dio la opción de internarla o esperar esa noche en casa, decidimos esperar en casa con el entendido que si volvía a vomitar correríamos a urgencias sin consultarle nada. Durante la llamada no me explicó mucho sobre lo que sus sospechas significaban y tuve que recurrir a San Google (NO LO HAGAN NUNCA), quedé aterrada con la idea de que podría terminar en una sala de operación.

Llamamos al hospital en ese instante y nos hicieron una cita para el día siguiente a las 9 am, el detalle es que nos pedían la bebé tuviera un ayuno de seis horas. Ella ya se había dormido y en ese entonces dormía de corrido de 10pm y despertaba a las 6 am, así que para que no pasara tanto tiempo sin comer la desperté a las 3 am. Comió por apenas un par de segundo y volvió a quedarse dormida y aunque le insistía no logré que siguiera comiendo. Despertó a su hora habitual, esperando prenderse al pecho como siempre lo hacia y ahí comenzó el martirio, ella queriendo comer y yo sintiéndome horrible por no poder atender a su necesidad.

Después la larga espera llegamos al hospital y realizaron la serie, es una radiografía en la que se examina el esófago, estómago, etc. utilizando un líquido de contraste. Pasaron apenas segundos cuando la bebé ya estaba devolviendo todo el líquido. 

El estudio nos ayudó a descartar problemas con el píloro y esa misma mañana se le diagnosticó un reflujo grado tres. Considerando que existen cuatro niveles de reflujo, se trataba de uno alto.  Se le controló con medicación y, además de cambiar ciertas acciones como dormirla en una almohada antireflujo y mantenerla en vertical mínimo 30 minutos después de haber comido (una verdadera pesadilla en las tomas nocturnas), a los 15 días pudimos ver resultados, nuestra niña dejó de vomitar y fue increíble darnos cuenta que lo que siempre vimos como “normal” simplemente no lo era. 

A los siete meses hicimos pruebas dejando de darle el medicamento y lo había superado al 100% .  No imaginan mi alegría cada que la escucho eructar y no expulsa leche.  Quisiera aclarar que nunca dejamos la lactancia, no hace falta dejar el pecho para cambiar a una leche hidrolizada.

Hoy quise platicar mi experiencia con el reflujo de la princesa, porque por ahí puede haber unos padres primerizos pasando por lo que nosotros vivimos.  A mi me hubiera reconfortado saber que es un padecimiento que se supera sin grandes complicaciones en la mayoría de los casos y que el mundo no termina una vez le haces frente a ese diagnóstico. También me hubiera encantado que alguien me hubiera abierto los ojos en aquellos primeros meses, algunas cosas “extrañas” pueden ser normales con los bebés pero debemos tener cuidado de normalizar todo lo que pasa con nuestros hijos. 

 

Sin categoría

Árbol de navidad de fieltro

Antes de que acabe la temporada navideña quería mostrarles los resultados del árbol de fieltro que hice para la princesa. Durante los días previos a navidad estuve realizando el Tag #laprimeranavidaddelbebé la princesa y yo estuvimos haciendo diferentes actividades, un día nos tocó hacer un árbol de navidad de fieltro para jugar a pegar y despegar figuras navideñas. 

Me inspire en la versión de Cherie Bobbins ella colocó botones para que el bebé cuelgue los adornos, como ex-maestra me pareció que se le puede sacar mayor provecho a las bondades del fieltro utilizándolo como franelográfo, es decir, al poner en la parte de atrás de las figuras un pedazo de velcro rugoso y de esta manera se puede pegar en cualquier parte del árbol de fieltro porque el fieltro actúa como si fuera el otro lado del velcro. 

Lo único que hacemos es cortar dos medios círculos de fieltro y coserlos y pegarlos uno sobre el otro. Con la maquina de coser agregue algunas costuras en zigzag para simular las ramas y guirnaldas del árbol (use por fin una de esas puntadas decorativas que tiene la maquina de coser). 

Las figuras que utilice ya las tenía en casa y únicamente les puse el velcro, también puse velcro en una de las orillas del medio círculo para que se pueda cerrar en forma de cono y  de esta forma poder pararlo. 

Ser mamá

Volar en avión con un bebé de 3 meses

Mi familia vive a casi 2,000 km de distancia y yo procuro visitarla un par de veces al año. Me moría de nervios de pensar en el primer viaje de avión con la bebé y  por fin con tres meses recién cumplidos ha sucedido.

Comenzamos a planear el viaje en marzo, yo tenía al rededor de seis meses de embarazo y ahí apareció mi primer duda ¿puedo comprar un viaje para un bebé no nacido? Pregunte en dos de las aerolíneas de mi país y ambas tenían la misma respuesta: compra el boleto, y ya que el bebé haya nacido llamas a la aerolínea para agregar un infante (este es el nombre que reciben los menores de dos años en las aerolíneas). La compañía de más bajo costo me pedía pagar para poder viajar con mi bebé (y aún así seguía sin tener su propio asiento y sin derecho a equipaje) también sería necesario adquirir una maleta para documentar porque la tarifa más básica no la incluye. Sacando cuentas no salía tan barato y por eso me fui con quienes su boleto ya contemplaba todo eso.

A los días que nació mi bebé llame y dije “quiero incluir un infante en mi reservación” en cuestión de minutos ya tenía un nuevo correo de confirmación que ahora incluía el nombre de mi bebé.

Semanas antes de mi vuelo envíe por correo terrestre una caja con mi ropa y algunas otras cosas bultosas como pañales; el correo tradicional aunque es tardado es muy económico. Los bebés no tienen derecho a equipaje  y de esta manera pude ahorrar algo de espacio en la maleta que incluía el boleto. Obviamente esto no es opción si no se viaja a un lugar donde alguien de confianza pueda recibir las cajas y tal vez tenerlas guardadas algunos días.

El día del vuelo ambas íbamos vestidas con ropa cómoda. Yo llevaba una blusa de lactancia para estar más preparada para los momentos en que le tocara comer, aún así llevaba algunas onzas de leche extraídas por si acaso el hambre voraz se venía en un momento en el que no podíamos quedarnos sentadas. Como viajera frecuente estaba acostumbrada al límite de 100 ml en líquidos, pero los alimentos de bebés no se rigen bajo esta norma, así que puedes llevar una botella con la cantidad de leche que ocuparía un bebé durante su viaje. Es decir, puedes viajar con 30o ml de leche o más sin problemas, siempre y cuando el bebé este viajando contigo.

Para cargar a mi bebé, el fular fue mi mejor amigo, así podía llevar las manos libres para arrastrar la maleta y ella estaba contenta y siempre a mi lado.

La recomendación principal durante el vuelo sería: tener paciencia, los bebés son impredecibles. Yo me hice aliada del chupete durante el despegue y aterrizaje, aunque darle el pecho hubiera funcionado también para mantenerla tranquila y evitar que se le taparan los oídos.

Después de tanta expectativa, sobrevivimos a su primer viaje en avión. Durmió casi todo el camino, y aunque yo iba preparada con algunos juguetes (hace muy poco le empezaron a interesar), videos y canciones, al final lo único que necesitó fueron mis brazos.

Ser mamá

El embarazo debería durar 12 meses: el cuarto trimestre

Hemos sobrevivido al cuarto trimestre, sí la princesa ya tiene tres meses (de hecho falta poco para que llegue a los cuatro meses). Existe la teoría de que los bebés humanos nacen antes de tiempo y que nuestra gestación debería ser 12 y no de 9 meses, pero si llegaran a un término completo se dificultaría mucho el parto.

En el libro “El bebé más feliz del barrio” Harvey Karp expone esta idea, si no fuera por este nacimiento prematuro nuestra especie no podría desarrollar un cerebro tan grande y fabuloso como el que tenemos.

Sobrevivir al cuarto trimestre es un gran logro en el camino de la maternidad, ya no tienes a un recién nacido en casa y has pasado el periodo de mayor riesgo para la muerte de cuna (que no quiere decir que ya estemos fuera de peligro), empieza a tener mayor movilidad al estar acostado de espalda al suelo hace intentos por voltearse.

Después de vivir esta etapa con mi propio bebé puedo entender a Karp, definitivamente sí existe un último trimestre fuera del vientre materno y nuestros pequeñines sí que extrañan estar dentro de mami, en los primeros días y meses la princesa quería estar todo el tiempo sobre mí, de cara al pecho ahora se ha percatado que en la casa hay cuadros, que en las tiendas hay cosas de colores, incluso que sí no duerme en el coche puede ver los espectaculares pasar por la ventana. Un recién nacido nace desconectado del mundo y gradualmente comienza a percatarse que no está solo para convertirse en un ser sociable.

Cuando los bebés nacen únicamente requieren se les auxilie con sus necesidades básicas: lloran cuando tienen hambre, necesitan cambio de pañal, sueño, etc. Un día mi bebé empezó a llorar porque quería verme frente a ella, ese día me di cuenta que estaba dejando atrás la etapa de recién nacida.

La maternidad es una serie sentimientos encontrados; cuando era una bebé pequeña soñaba con que llegará el día que pudiera tranquilizarla cantando o hablándole, ahora añoro ese tiempo en el que su momento especial era sentirme piel con piel. Cada día es un aprendizaje, es un paso a una nueva etapa y es dejar atrás otras.

No trates de adelantar etapas, trata de disfrutar cada una de ellas, guarda cada momento en tu mente y en tu corazón.

 

educación, Ser mamá

Estimulación visual: tarjetas de contraste

La vista es el sentido menos desarrollado en los bebés recién nacidos, forma parte de su proceso de adaptación al mundo y lleva una maduración gradual. A diferencia de lo que los vistosos juguetes para bebés nos hacen pensar, a los recién nacidos no les llaman la atención los diferentes colores o formas, sino más bien el alto contraste, es por eso que perciben mejor las imágenes en blanco y negro.

Las tarjetas con dibujos en contraste blanco y negro son un excelente material para trabajar la estimulación visual en bebés menores de cuatro meses. En internet basta con googlear  “tarjetas de estimulación visual blanco y negro” para encontrar muchísimos materiales listos para imprimir.
Para trabajar con mi bebé me decidí por hacer nuestro propio material de fieltro (para poder lavarlos y que fuera un material suave) primero hice un diseño simple en papel que te comparto en este enlace: aquí

Después con ayuda de unas tijeras y una pistola de silicón caliente obtuve estos resultados:

   

Para jugar pongo a mi nena boca abajo en su  almohada de lactancia (en inglés llaman a esto tummy time) y frente a ella las tarjetas, las cambió de posición o volteo con forme voy viendo reacciones en la princesa.

Mundo Costuril

Pantalones para mi bebé con el patrón Xiana

Lo primero que cosí para mi bebé fue este pantalón: siguiendo el patrón  Xiana de MiMaraMundo   por alguna razón su blog esta como privado, por eso etiquete su página de facebook.

Anteriormente había hecho unos pantalones con este patrón para regalarle al bebé de una amiga, el resultado aquella vez me gusto tanto que me moría por hacer una versión para mi propia bebé.

Así que aproveche un poco el tiempo visitando a la familia en navidad para coser y he aquí el resultado:

Quede tan enamorada de como se veía el pantalón que decidí utilizarlo en su conjunto para salir del hospital.

Tanto el cintillo de la cintura y los puños (no se si se le llama así también en los pies) son largos, por lo que se pueden doblar y le queda por más tiempo. De hecho es de lo poco que aún le queda de su ropita de recién nacida y lo mejor es que va perfecto con sus pañales de tela.

Espero pronto vuelva MiMaraMundo a compartir su blog, para que ustedes también puedan hacer su propia versión de los pantalones Xiana.

Ser mamá

Prepara a tu perro para conocer a tu nuevo bebé

Mi perro está muy apegado a mí y yo a él, cuando nos enteramos del embarazo uno de los primeros dilemas fue ¿cómo le haríamos para que no sintiera el cambio de manera brusca? Así que comenzamos a leer muchos artículos sobre como presentarle el bebé a un perro, tomamos un poco de todo y hoy quiero compartir las que cosas que nos funcionaron y otra que no tanto.

Estopa (nuestro perro) siempre ha dormido en nuestro cuarto, tiene su cama en el piso aunque le permitimos que si él lo desea suba a nuestra cama, en algunas noches duerme incluso  en medio de los dos. Así que lo primero que intentamos cambiar fue eso, primero buscamos que durmiera fuera del cuarto, pero fue imposible ni él ni nosotros lo soportamos. Después pensamos en limitarlo al piso y al final no logramos, así que Estopa siguió durmiendo como siempre con nosotros.

Después de darnos cuenta que no cambiaríamos nada de lo que le tenemos permitido hacer en casa (tomar siestas en los sillones, dormir en nuestra cama y simplemente moverse con libertad como cualquier miembro de la familia) comenzamos a educarlo para obedecer un par de ordenes simples, él ya se sentaba, daba la pata y se acostaba. Nos pareció importante que además de las órdenes que ya sabía lograra quedarse quieto cuando lo solicitáramos.

Pasamos tres días en el hospital, cuando nació la bebé. Mis suegros vinieron por el perro y estuvo con ellos cuatro días.  Así que tuvimos un día en casa de solo mamá, papá y bebé, de ese modo ella dejaría su olor en casa antes de que llegara el perro. Al cuarto día nos avisaron cuando estaban afuera de nuestra casa, antes de dejarlo entrar le dieron un paseo largo por la colonia (buscando que quemara toda la energía posible), así cuando conoció a la bebé estuvo tranquilo y  resulto más fácil de lo que pensábamos.  Aunque Estopa no daba muestras de agresividad ni de un excesivo entusiasmo, por precaución lo dejamos varios días con su arnés aún dentro de casa (así  si cualquier cosa pasaba podríamos detenerlo más fácil).

Resumiendo, estos son los tres puntos principales que tuvimos en cuenta:

  • Educar al perro para seguir ordenes sencillas (sentado y quieto principalmente)
  • Bebé entra primero a la casa y el perro después
  • Agotar la energía del perro antes de presentarlo con bebé

Después de haberlo vivido con mi bebé y perro, puedo decir que tienen una conexión especial. No puedo decir que los presentamos, porque Estopa ya la conocía, fue como decirle: << Mira, es la bebé que estaba en mi panza>>.  Él se preocupa si la ve llorar y trata de estar todo el día cerca de ella. Es una conexión especial la que se crea entre un perro y “su bebé”.

 

 

Ser mamá

5 formas de ahorrar cuando tienes un bebé

Uno de los primeros miedos que nos llegan a los padres primerizos cuando nos enteramos de la llegada de un bebé es el impacto que tendrá esto en nuestro bolsillo.  Esta es incluso una de las principales razones por lo que muchas parejas jóvenes postergan su paternidad. Pero no tiene que ser todo un panorama tan obscuro, existen algunas formas en las que puedes ahorrar un poco de dinero cuando tienes un bebé:

1- Busca en sitios de segunda mano o páginas de importación extranjera. 

los bebés crecen muy rápido y muchas veces dejan sus muebles, ropa u otros artículos prácticamente nuevos, por lo que no será raro encontrarte productos de bebés usados en excelentes precios. Existen páginas especializadas en la venta de cosas usadas como Segunda mano incluso el mismo Facebook ya cuenta con el área de MarketPlace donde puedes encontrar y vender productos en tu misma ciudad.  Si te decides hacer una compra por estos medios mi consejo es que revises muy bien el perfil del vendedor y si se tiene que hacer la entrega del producto presencialmente siempre busca que sea en un área pública, con mucha gente y de preferencia acude acompañado.

Si no te molesta esperar un mes o más en que llegue tu producto, puedes buscar en páginas como Wish o Aliexpress. Nuevamente se trata de una página que concentra a diferentes vendedores, por lo que es importante revises  la reputación del vendedor, leas los comentarios de quienes ya han recibido el producto (en estas páginas incluso puedes ver las fotografías de los productos reales).

2- Utilizar pañales de tela

Esta es una decisión muy personal, pero definitivamente estarás ahorrando al utilizar pañales de tela.  Si un paquete de desechables trae de 60 a 80 y un bebé  (ya un poquito más grande que recién nacido) utiliza de 6 a 8 al día. En diez días te habrás acabado ese paquete. En México comprar 80 pañales (la cantidad de 10 días) en las marcas económicas sale en unos $186, es decir, cada pañalito en $2.32. Los pañales de tela cuestan dependiendo de la marca de $160 a $300 y necesitas unos 12 pañales poder hacer el cambio completo a la tela.
Si el pañal te costará $186 en 10 días ya habrías recuperado la inversión de un pañal. Si compras 12 pañales a ese precio serían $2,232 , ¿suena mucho verdad? pues es lo mismo que comprar tan solo cuatro meses de desechables.  Después de eso cada vez que tu bebé utilice un pañal estarías ahorrando y todos sabemos que los bebés utilizan pañales más de cuatro meses.

3- Lactancia materna

Nuevamente es una decisión personal o existen múltiples factores para que la lactancia no sea siempre exclusiva. Pero si sacáramos las cuentas que cuánto cuesta cada lata de leche de formula en comparación con obtenerla totalmente gratis, en la parte de economía no es un tema a discutir.

4- Vende lo que ya no utilices

Va ligado al punto número 1, tu bebé crece muy rápido y tú puedes sacarle provecho a las cosas que esta dejando como nuevas. Se realista con el precio que pongas a cada producto, es decir, no esperes recuperar al 100% tu inversión, ponle precio dependiendo de las condiciones de tu producto.  ¿Qué puedes vender? ¡de todo! arma paquetes de ropa por etapas, el esterilizador, la trona. En algún lado hay otros padres buscando economizar un poco en esta etapa de sus hijos.  Recuerda las recomendaciones de seguridad del primer punto: Entrega en lugares con más personas, siempre acompañado.

5- Inscribiendote  a programas como mesas de regalo o programas de recompensas. 

En las mesas de regalo te dan algunas muestras gratis para tu bebé, yo incluso obtuve biberones.  También se que algunas revistas mandan muestras pero esto aún no lo he probado. Busca qué opciones para tener productos gratis existen en tu país. También puedes registrarte al newsletter de los supermercados o tiendas que acostumbras visitar y de esta manera enterarte en tu correo electrónico de las ofertas y promociones que tienen en el departamento de bebés (recuerda analizar muy bien las promociones, para saber si efectivamente estas ahorrando o sería una compra impulsiva).

¿Qué otros consejos podrías dar para ahorrar dinero en la paternidad? te invito a dejar tus comentarios con más ideas para poder apoyar otros papás como nosotros.

 

Mundo Costuril

DIY- Sábanas de cajón para cuna colecho

¡He conseguido la cuna colecho perfecta para mi princesa! la compré usada y sus anteriores dueños la hicieron ellos mismos simulando una combi. Al tener medidas tan personalizadas (incluso el colchón) no encontraba un juego de sábanas que le quedara. Me la vendieron incluso con un juego de sábanas y protector de colchón, pero siendo sinceros un sólo juego de sábanas no servirá de mucho, por eso me decidí a coser yo misma otro juego más. La tela que utilice es de la marca Camelot Fabrics  de la línea DC Comics, con las tres súper heroínas de DC.

El primer paso fue medir largo, ancho y alto del colchón. marque un rectángulo que en su parte central tenía las medidas de largo y ancho, después le aumente la medida de alto de colchón más 5cm. En mi caso mi colchón mide 98 x 63 x 8, por lo tanto marque primero un rectángulo de 98 x 63 y le agregue 13 cm de cada lado (8+5 =13).

En las cuatro esquinas corte cuadrados con la medida de alto de colchón más 5,  mis cuadrados son de 13×13, al cortarlos el rectángulo se veía de la siguiente manera:

Después fue coser cada lado uniendo los extremos que quedaron del cuadrado, de la siguiente manera:

 

El elástico lo coloque en el área de ancho de colchón. La medida del elástico tiene que ser ancho – 20 cm , en mi caso fue: 63-20= 33 cm. Lo uní a la tela con una puntada en zig-zag, hice lo mismo del otro lado.

Ya sólo nos queda terminar la sábana haciendo una bastilla simple por todo el contorno.

Hacer sábanas de cajón es un proyecto súper fácil, ideal para todas esas mamis que se están iniciando en el mundo costuril, toma unos 15 minutos tenerlas terminadas y montadas en su cunita.