Sin categoría, Tot School

Cuenta Ratones

Hace algunos años había conocido el libro de «Cuenta ratones» de Ellen Stoll Walsh, es un libro muy simple para practicar el conteo de los números del 1 al 10 y también del 10 al 1. Lo usaba tanto con mis pequeños de preescolar que quería tenerlo en mi colección personal, pero durante un par de años el libro salió de circulación y sólo lo encontraba en precios realmente locos. Hace poco sacaron una nueva reimpresión, cuando lo vi no dudé en comprarlo y ahora con una pequeña de 3 años que justo está aprendido a contar.

La historia del cuento es muy sencilla (en parte esto es lo que atrapa a los pequeños lectores): diez ratones están jugando y cuidándose de las serpientes, hasta que se quedan dormidos. Una serpiente hambrienta consigue un frasco muy lindo y decide utilizarlo para guardar la comida que encuentre, así va encontrando a los ratones y los va contando dentro del frasco. Cuando por fin tiene diez ratones y está apunto de comerlos, los ratones la engañan y la mandan a buscar un «ratonzote» que se ve a lo lejos. Los ratones tiran el frasco y se cuentan al revés (de 10 a 1) antes de regresar a su casa, la pobre serpiente descubre que el ratón grandote no era mas que una piedra y se queda sin poder comer.

Para pasar del plano gráfico del libro a material concreto utilizamos unos ratones y serpientes de tela que compré hace algunos años en el pueblo mágico de Bernal, Querétaro.

La construcción del concepto de número y cantidad en los niños es un proceso gradual y si consideramos que, además, su pensamiento no es abstracto (lo creado a través del pensamiento) sino concreto (lo que podemos ver, tocar y comprobar con los sentidos) es conveniente trabajar el conteo con objetos que puedan manipular, por eso quise apoyar la lectura del cuento con los ratones de tela.

También hemos comenzado a reconocer los números escritos y relacionarlos con cantidades, por lo que le preparé los siguientes rompecabezas de conteo y trazo. Otra forma en la que podemos utilizarlos es colocando una regleta blanca (unidad), un frijol, pedacito de papel, etc. sobre cada ratón de la imagen para contarlo.

El imprimible lo encuentras de forma gratuita en el siguiente enlace, te pido que para compartirlo con otras personas compartas el enlace de la entrada.

Realmente puedes trabajar este material sin tener el libro en físico, aunque es el complemento ideal, si quieres adquirirlo te dejo el enlace afiliado de Amazon :

Compra el libro Aquí

Aunque en mi plan la lectura y las actividades del cuento eran la lección de un día, la princesa quedó fascinada con los ratoncitos y hemos estado contado ratones y trazando números toda la semana. Hemos tomado la decisión de iniciar el preescolar educando en casa y sin escuela, así que esperen ver más entradas y materiales como este en un futuro.

educación

Rompecabezas ma-me-mi-mo-mu

Hace poco agregue a la tienda del blog este producto, es un padrísimo rompecabezas con las silabas ma-me-mi-mo-mu.

Todas las palabras del rompecabezas son de únicamente dos sílabas, así que es una actividad perfecta para los lectores más jóvenes.

Este año estuve trabajando con niños maternales, pero me quede con las ganas de utilizar materiales como este en mis dos años anteriores en segundo grado. Estaba pensando hacer otros juegos de rompecabezas como este pero con otras letras.

Aquí les dejo un previo.

Si les interesa adquirir el rompecabezas les comparto la página de mi producto.

haz clic aquí 

Espero les sea de utilidad y si lo utilizan con sus chiquitos me gustaría me platicarán su experiencia.

educación

cubos unifix

Entre los materiales que tengo en salón de clases se encuentran estos fantásticos cubos unifix, el adjetivo lo uso por realmente me han sido de gran utilidad.

Pueden usarse en un sin número de actividades de matemáticas manipulativas. Por ejemplo conteo, operaciones como sumas, restas o multiplicaciones. También son buenísimos para seguir patrones.

                                       

Escribiendo letras o silabas, podrían funcionar para jugar ha armar palabras, he incluso los he visto utilizarse para armar dibujos.

Si tuviera que equipar con material didáctico un nuevo salón de clases o pensando en qué juguetes le compraría a mis hijos, sin duda estos cubos están en mi lista de predilectos.

Aunque he realizado varias actividades con ellos, no siempre tome fotografías. En este ejercicio los niños debían poner en cada dibujo la cantidad de cubos que se les solicitaba. Lo llegue a usar como juego de transición entre algunos ejercicios.

educación

Pescando números

Una de las actividades que hice para la identificación de números fue un juego de pesca.

Para la caña utilice una caña que ya tenía en casa, es la de un rompecabezas magnético. Pero no es para nada dificil fabricar tu propia caña con un palo, un listón y un imán.

Para que los peces pudieran pegar a la caña, les puse unos clips metálicos en sus boquitas.

Como juego les llama mucho la atención, en esta ocasión trabaje con los números del 1 al 20, antes  lo había hecho con un grupo de maternal y llegamos al número 10.

Si les interesa, en mi página de Teacherspayteachers pueden acceder al archivo  para su impresión.

Click aquí para ver el archivo

Si les gusto la actividad o tienen algún consejo que darme sobre ella, no olviden comentar y/o compartir.

educación

Ordeñando a la vaca

Como parte de las actividades de la semana de adaptación, jugamos a ordeñar a una vaca.

Antes de presentarles la actividad quise saber lo que ellos ya conocían, por lo que hice una serie de preguntas ¿de dónde viene la leche? se escuchó una respuesta grupal de la vaca,  ¿de qué parte? ¿Cómo?  Uno de los niños dijo entre risas <<el granjero aprieta las chichis de la vaca>> otro niño le respondió, <<se llaman ubres>>. Cuando les dije que ordeñaríamos a la vaca me percate que era para ellos un concepto nuevo, que no tardaron en apropiarse.

 

Fue una actividad muy divertida, utilice un guante de látex para simular las ubres.  Los niños me preguntaban si después podrían tomarse la leche, les dije que era leche «bronca» porque acababa de salir de la vaca y necesitaba que la prepararan para que pudiéramos tomarla.